viernes, 22 de enero de 2010

A PLASENCIA,de JOSE MARIA GABRIEL Y GALAN.



Toda ciudad es dichosa
si tiene historia gloriosa,
bellos campos, cielo hermoso,
vida honrada y laboriosa,
puro instinto religioso.
Sabios hombres que admirar,
joyas de arte que lucir,
bellas mujeres que amar,
patriotismo que sentir
y caridad que imitar.
¡Vieja ciudad de los Fueros!
Tu historia cuenta legiones
de gentiles caballeros,
sapientísimos varones
y denodados guerreros.
Tus bellos alrededores
sembró la Naturaleza
de cuadros multicolores,
contrastes encantadores
que hacen mejor tu belleza.
Y eriales tienes baldíos,
y olivares pintorescos,
y peñascales bravíos
y edénicos huertos frescos,
y precipicios sombríos,
y una vega amena y grata
que riega amoroso el Jerte,
cuya corriente de plata
parece que se dilata
por si en ella quieres verte.
Y son en tan bella tierra
tan hermosos cielo y suelo,
que tu horizonte se cierra
con un pedazo de sierra
que es un pedazo de cielo.
Plasencia: para expresarte
lo deliciosa que eres,
bastaba con recordarte
tus bellísimas mujeres,
tus maravillas del arte.
Plasencia: tu historia honrosa
me ha dicho que eres gloriosa,
y mis ojos al mirarte
me dicen que eres hermosa,
que eres digna de cantarte.
Mas yo no sé si hoy tu vida
es la vida indiferente
de todo pueblo suicida,
o es vida sana y potente
de ricas savias henchida.
Vida pujante y briosa,
con cultura vigorosa
y actividades geniales
¡La vida brava y nerviosa
de un pueblo con ideales!
No sé si tú los tendrás,
pero supongo que sí,
pues no tan loca serás,
que ignores adónde vas
o mueras dentro de ti.
Pueblo que duerme es suicida,
y yo no puedo creer
que estés pasando la vida
lánguidamente dormida
sobre tus glorias de ayer.
¡Sueño loco, sueño vano,
del amor con que te mira
un rimador castellano,
que de su bárbara lira
te hace oír el canto llano!
Pueblo que tiene tu historia
debe estar siempre despierto,
y fresco está en la memoria
el recuerdo de una gloria
que dice que tú no has muerto.
Un día..., ¡qué infausto días!...,
la pobre Patria venía
llorando horribles traiciones,
con la bandera en jirones
y el honor en la agonía.
Loca, inerme, macilenta,
llorando a gritos la afrenta
que le hizo la iniquidad,
llegó a tus puertas hambrienta,
llamando a la caridad.
Y un grupo de caballeros,
heraldos de la hidalguía
de la ciudad de los Fueros,
oyó los sollozos fieros
con que la Patria gemía.
Y al frente de mucha gente
de esa que trabaja y calla,
de esa a quien llama canalla
la casta más decadente
que en las historias se halla,
salió a tus puertas gritando:
-¡Ábranse pronto esas puertas,
que está la Patria llamando,
y siempre han estado abiertas
para el que viene llorando!
Y abrió el amor en seguida
tus puertas, noble ciudad,
y entró la Patria afligida,
que en brazos se echó rendida
de tu hermosa Caridad.
¡Vieja ciudad de los fueros!
Sin alardes pregoneros,
han dicho bien lo que eres
tus patriotas caballeros,
tus compasivas mujeres.
¡Plasencia! La lira oscura
de un rimador sin grandeza
no intentará la locura
de ensalzar tanta nobleza,
de cantar tanta hermosura.
Objeto tan sobre humano
como el de tus maravillas,
es de un Himno soberano;
no de las ruines coplillas
de un rimador castellano.
¡Funde un genio de la Historia
que eternice tu memoria
y haga tu gloria completa!
¡Engendra el hijo poëta
que sepa cantar tu gloria!

¡Plasencia: bien has ganado
tu derecho de vivir!
Tienes glorioso pasado,
tienes un presente honrado:
¡Dios te de buen porvenir!

Departamento de divulgación e investigación de la A.C.P."PEDRO DE TREJO"
"SEMBRANDO INQUIETUDES"








sábado, 16 de enero de 2010

! Vamos a seguir haciendo Antruejos ¡

En Plasencia la noche de Antruejos era el preludio del Carnaval, en la que nuestros antepasados, aprovechando la festividad de San Fulgencio, celebraban los primeros bailes de mascaras del año y preparaban los carnavales venideros.
El año pasado cientos de personas acudieron a la zona monumental para escuchar la presentación de Juan Carlos López y el pregón en la Plaza de la Catedral de Vicente Paniagua, que estuvieron acompañados de la presidenta de las amas de casa, así como personas con antorchas y vestidas con los trajes típicos carnavalescos. A las intervenciones le siguió la parte sonora de la fiesta, el estreno de la tamboreada, desfilando con sus tambores desde la catedral gasta la plaza de San Nicolás, seguidos por el numeroso público, que volvió a congregarse ante la iglesia para participar en la tradición de quemar papeles con lo malo del año anterior en un caldero sujetado por una conocida ama de casa.
Este año 2010, no habrá celebración de la noche de Antruejos, que la asociación amas de casa venia conservando esta tradición, motivos económicos según algunos, o mas bien perdida paulatina de festividad, aunque se conserve el reparto de migas, perrunilla y vino dulce, previsto para el medio día del sábado festividad de los Patronos.

REFRANERO DEL CARNAVAL

COMER Y BEBER

Ajo crudo y vino puro, pasan el puerto seguro.
Beber y comer, buen pasatiempo es.
Bebido con buenos amigos, sabe bien cualquier vino.
Beberás y vivirás.
Bueno es beber, pero nunca hasta caer.
Comamos y triunfemos, que esto nos ganaremos.
Comida de aldeanos, sin manteles, pero mucho y sano.
Dijo el sabio Salomón que el buen vino alegra el corazón.
En la mesa de San Francisco, donde comen cuatro comen cinco.
El vino y el sol, alegran el corazón.
El buen vino hace mala cabeza.
La alegría del vino hace rey al mendigo.
La bebida moderada, es salud para el cuerpo y alegría para el alma.
Más abriga el jarro, que el zamarro.
Quien no come conducho, come pan mucho.

CANTO
Al que trabajando canta, bien el tiempo se le pasa.
Canta Marta, después de harta.
Cantando y más cantando, la pena se va aliviando.
Cantar, gracia y cabellos no son dineros, pero ayudan a tenerlos.
El cantar alegra el trabajar.
Muchos son los que cantan, pero pocos cantando encantan.

BAILE
A la que bien baila, poco son le basta.
Bailar sin son, o es gran fuerza o gran afición.
Bien baila el anserón (necio), cuando la fortuna le hace el son.
Cuando bailar quiero, bailo sin pandero.
De la panza, sale la danza.
En casa del gaitero, todos son danzantes.
En aldeas miserables, cuatro casuchas y un baile.
El vino y el baile, por la tarde.
El comer como el bailar, no tiene más que empezar.
Más le gusta a Mencía bailar, que tela echar.
Naipes, mujeres, bailes y vino, al más asentado quitan el tino.
Quien es buen bailarín, baila sin guitarrín.
Quien está hecho a danzar, no lo sabe dejar.

BURLAS y BROMAS
Bromeando, bromeando, amargas verdades se van soltando.
Bromas pesadas, nunca sean dadas.
Bromas pesadas, sólo al que las da le agradan.
Bromas y sales con nuestros iguales.
Bromas y aceitunas, pocas o ninguna.
Del mal vestido burlan muchos; pero en comprarle un traje no piensa ninguno.
El bromear ligerito y sin agraviar.
Malas bromas, los ánimos enconan.
Ni chanzas ni fianzas.
Por un dicho que muerde, un amigo se pierde.
No hay burla tan leve, que aguijón no lleve.
RISA
Donde mucha risa sale, poco fundamento queda.
En reir mucho y recio, se conoce al hombre necio.
La risa demasiada es señal de cabeza vana.
Más vale morirse de risa que da ictericia.
Nadie se fíe de hombre que nunca ríe, ni de hombre que siempre ría.
Quien nunca ríe es gato, quien siempre ríe es mentecato.
Quien quiera bien vivir, de todo se ha de reír.
Quien ríe y canta, sus males espanta.
Con este refranero, sirva de estimulo para continuar y no perder la tradición que es parte de nuestra Ciudad.

Departamento de divulgación e investigación de la A.C.P.”PEDRO DE TREJO”.
SEMBRANDO INQUIETUDES











viernes, 8 de enero de 2010

JOSÉ MARÍA GABRIEL Y GALÁN - BIOGRAFÍA.1870-1906


José María Gabriel y Galán nació el 28 de junio de 1870 en Frades de la Sierra, pequeño pueblo de la provincia de Salamanca que en aquellos tiempos formaba parte de Castilla la Vieja y en la actualidad, Salamanca es una de las nueve provincias que componen la autonomía de Castilla y León (España). Sus padres se dedicaban al cultivo de la tierra y la ganadería en terrenos de su propiedad, dos de las producciones típicas del campo charro salmantino. Su economía era la propia de quienes se dedicaban a la labranza y al cuidado de los animales por aquellos años finales del siglo XIX. Su infancia la pasa en su pueblo natal y allí en su escuela aprende las primeras letras. A los 15 años se traslada a la capital, Salamanca, donde prosigue sus estudios. Para no cargar más la economía familiar, se buscó un trabajo en un almacén de tejidos que alternaba con sus estudios. De esta estancia en la capital salmantina, datan sus primeros escritos en verso, que al darlos a conocer a sus amistades, es elogiado y estimulado a que continúe escribiendo poesías. En 1888 obtiene el título de maestro de escuela y es destinado al pueblo de Guijuelo, distante 20 Km. de su pueblo natal.
Tras una corta estancia en la escuela de este pueblo, se traslada a Madrid para estudiar en la Escuela Normal Central. En la capital de España reside por poco tiempo, pues esta ciudad cosmopolita despierta en José María un cierto rechazo, puesto de manifiesto en alguna de las cartas que escribe a sus amigos, en que la moteja bajo la denominación de "Modernópolis”. Después, su nuevo destino de maestro de escuela es a Piedrahita, (Ávila). Allí se dedica a la pedagogía sirviéndose de los nuevos conocimientos adquiridos en su paso por la Escuela Normal Central de Madrid.
Se tienen conocimientos de este periodo de su estancia en Piedrahita, a través de las cartas que escribe a algunos amigos, las cuales firmaba con el seudónimo de "El solitario", tal era el bajo estado de ánimo en el que el joven maestro se encontraba por entonces. José María Gabriel y Galán se iba perfilando como un muchacho triste, melancólico y muy sensible y atento al mundo que le rodeaba. De convicciones profundamente religiosas recibidas de su madre, doña Bernarda, son sus primeras poesías el fiel reflejo de sus creencias. En una de las cartas enviada a un amigo, podemos averiguar lo que opinaba el sensible poeta sobre el castigo inhumano que para su moral suponía la pena de muerte, aplicada en España por entonces: «... pasado mañana, dará la justicia en esta localidad, el triste espectáculo de la ejecución del reo de un crimen cometido en una dehesa de este partido judicial, hace ya dos años.
Dios lo recoja en el cielo...» De su monótona vida de soledad y tristeza que por aquel tiempo caracterizaba al joven poeta, vino a sacarle el enamoramiento con Desideria, hacia el año 1893. Cuatro años después, en diciembre de 1897 anunciaba su casamiento con Desideria, ("mi vaquerilla" como solía llamarla cariñosamente). El 26 de enero de 1898, en una iglesia de Plasencia, contraían matrimonio José María y Desideria. A partir de ese instante, la vida del joven poeta experimenta un cambio radical; abandona su dedicación de maestro en la escuela de Piedrahita, y se traslada al pueblo cacereño de Guijo de Granadilla, en donde se encarga de la dirección y administración de una gran dehesa extremeña denominada "El Tejar", propiedad del tío de su esposa. Encuentra así, la calma que necesita el espíritu sensible de nuestro poeta: la dedicación al cultivo del campo y del alma. Debido al sosiego que esta nueva ocupación le proporciona, y debido también a su sensibilidad y sus dotes de agudo observador, se dedica a escribir lo que le inspira el nuevo entorno en el que se desenvuelve. Poesías de pura raigambre racial, retratan las vidas de los humildes labriegos que trabajan y habitan en la dehesa; de los pobladores de aquellos pequeños núcleos rurales extremeños; de los amoríos entre los pastorcillos y las jóvenes zagalillas...
En ese pueblo nace su primer hijo (Jesús, 1898), lo cual le inspira para componer la poesía «El Cristu benditu» con la que inicia sus famosas EXTREMEÑAS en las que el empleo de la lengua vernácula, "el castúo", aroma y vivifica la musa del poeta. En esa poesía refleja el autor la vida gris que pasó en su primera juventud y el gran cambio hacia la alegría que experimenta con su nuevo empleo y el nacimiento de su hijo.

La observación minuciosa de las gentes pueblerinas de los alrededores, le lleva a decir un día a un amigo: «...las gentucas de las aldeas, al par que cosas buenas, tienen miserias y roñas morales que repugnan al estómago más fuerte, se necesita mucha calidad y mucha paciencia para vivir entre ellas...»
En otra ocasión confiesa a un amigo, a través de la correspondencia epistolar: «...yo no tengo más amigos, en sentido estricto de la palabra, que uno de mis criados. Voy dejándome vivir, agua abajo, agua abajo, sin prisa alguna...»
Su segundo hijo nace el 27 de febrero de 1901. En septiembre de ese mismo año, convocado por la universidad de Salamanca, se celebran unos juegos florales. A ellos concurre Gabriel y Galán con la poesía titulada "El ama". Preside el jurado del certamen el insigne rector de la universidad salmantina, filósofo, escritor y poeta, Miguel de Unamuno. El 3 de septiembre se da a conocer el fallo del jurado, que recae en la obra presentada por Gabriel y Galán; en ella, el autor había plasmado con gran hondura poética, todos los vivos recuerdos que guardaba de su madre, recia mujer de Castilla que le animó en sus comienzos literarios, y muerta unos años antes. En dicha poesía, nuestro poeta se mete en el personaje de su padre y desde esa ensoñación relata la vida de la pareja al frente de una gran finca imaginada que bien le pudo inspirar su realidad vivida al frente de la que él ya dirigía en Guijo de Granadilla. El 15 de septiembre de 1901, se celebran en la ciudad de Salamanca los juegos florales, en los que, en solemne acto, es entregada "la flor natural" a Gabriel y Galán, como premio a su bella poesía "El ama". Debido a la huella que dejó la poesía ganadora y a la amistad surgida de tal evento entre los dos poetas, a partir de aquel momento, Unamuno y Gabriel y Galán comienzan una asidua correspondencia epistolar.

A partir de ahí se empieza a dar a conocer como joven y singular poeta. Publica su libro de poesías titulado "Castellanas". El éxito adquirido por esta publicación hace que el autor vuelva a dar a la luz su segundo libro titulado "Extremeñas" y poco tiempo después, un tercero de título "Nuevas castellanas".

En 1902 triunfa en los juegos florales de Zaragoza; al año siguiente obtiene los galardones de la flor natural, en los juegos florales de Murcia, de Lugo y de Sevilla. La fama con que irrumpía este joven poeta, en el panorama de la popularidad, adquiría un vertiginoso crecimiento en corto espacio de tiempo.

El año 1903 es premiado por el ayuntamiento de Guijo de Granadilla con el galardón de «Hijo Adoptivo» de este pueblo cacereño perteneciente a la comarca natural de Las Hurdes. Para corresponder con toda gratitud a tal nombramiento, prepara una bella poesía titulada "Sólo para mi lugar" que es estrenada y recitada por su autor en tan solemne acto, el lunes 13 de abril de 1903.

En 1904 recibe un homenaje en Argentina a resultas de ser premiada su poesía "Canto al trabajo".
Toda su poesía se desenvuelve en una atmósfera campesina y rural. Él supo cantar como nadie, la belleza del alma sencilla de los campesinos extremeños y salmantinos. Hizo poesía de lo más paupérrimo de las sencillas gentes de la entonces paupérrima comarca natural de "Las Hurdes" que luego supo retratar el español-mexicano Luís Buñuel con su film "Tierra sin pan".
Su extensa y valiosa obra es de una excelente y sublime sencillez, con la utilización de palabras y frases exenta de artificiales filigranas y sofisticaciones, que son el mimbre con el que va construyendo una poesía popular de alta sonoridad y cuidada rima, que cala fácilmente en el entendimiento de los menos instruidos en las artes literarias. Su verso recorre una amplia gama de medidas que va desde el hexasílabo hasta el hexadecasílabo. Sus estrofas más usadas son el romance, la cuarteta, la redondilla, la quintilla, la sextilla y el serventesio. Sus poesías publicadas se agrupan bajo los títulos:Campesinas; Castellanas; Religiosas; Extremeñas; Cuentos y poesías; Nuevas Castellanas; Poesías; etc...
En las poesías escritas en la lengua vernácula extremeña, "el castúo" y en alguna que otra expresión de un lenguaje popular, para hacer notar que no pertenecen al correcto idioma castellano-español, van resaltadas en letra cursiva.

El 6 de enero de 1905, con 35 años no cumplidos, a consecuencia de una pulmonía mal curada, muere nuestro joven poeta en Guijo de Granadilla (Cáceres), en donde su ayuntamiento mantiene la casa que habitó, como museo en donde mostrar los objetos personales más entrañables del poeta junto con manuscritos y libros, donados por sus descendientes.

Con esta selección de sus mejores y más descriptivas poesías, intentamos hacer un sentido homenaje en el recuerdo a este incomparable poeta del humilde campo castellano y extremeño.

Departamento de divulgación y investigación de la A.C.P."PEDRO DE TREJO"
"SEMBRANDO INQUIETUDES"

viernes, 1 de enero de 2010

"EL ESPIRITU DE LOS TREJANOS".




HISTORIA DE LA ASOCIACION CULTURAL PLACENTINA "PEDRO DE TREJO"
SEGUNDA PARTE.


El objetivo de la Asociación era el de fomentar, difundir y extender la cultura, las artes, la instrucción y la educación en la comarca placentina. Pretendía, asimismo, defender los monumentos, las obras de arte y los intereses en general de la ciudad, para lo cual se disponía a realizar una labor de difusión y propaganda de los variados aspectos de nuestra urbe, estudiando la historia, la arqueología, los monumentos, la geografía, el folclore, la economía, la sociedad y todos aquellos elementos que pudieran enaltecer y potenciar el desarrollo de la comarca. No en vano, el lema de la Asociación Cultural era (y continua vigente) "Sembrando inquietudes".

La marcha de la Asociación en su primer cuarto de siglo se caracterizó por contar con un importante número de socios, una amplia participación de los mismos y una actividad desbordante, encarnada en la figura del Presidente, Manuel Díaz López, y del Vicepresidente, Gumersindo Martín Hernández, quienes procuraron mantener vivo el lema de la Asociación, invirtiendo en ello algunos de los mejores años de sus vidas. Pero a finales de los años setenta, el colectivo cultural atraviesa una profunda crisis, viéndose reducidos sus socios a menos de la mitad y con graves problemas financieros. A principios de los ochenta, el presidente comunicaba a los socios que la recaudación anual de la Asociación era de 21.500 ptas, y solamente el alquiler del local ascendía a 14.400 ptas. A lo que había que añadir otros gastos de mantenimiento, lo cual se saldaba con un destacado déficit.

Esta situación se ha venido arrastrando hasta principios del 2005, en que se renueva la Junta Directiva, y se inicia una campaña para recuperar socios y actividades. En este sentido destacan las tertulias abiertas, las charlas radiofónicas, la presentación de libros, la creación de una página web, y la recopilación de documentos y datos relacionados con Plasencia y su tierra y la región extremeña.




Junta directiva

La junta directiva de la Asociación Cultural Placentina "Pedro de Trejo" estaba compuesta por las siguientes personas:

• Presidente: Don Francisco de Jesús Valverde Luengo

• Vicepresidente: Don Jesús Durán Sánchez

• Secretario: Don José Luis Hernández Arribas

• Tesorero: Don Juan Carlos López Duque

• Vicesecretario: Don Luis Martín Hernández

• 1º Vocal: Don José Antonio Sánchez de la Calle

• 2º Vocal: Don José Antonio Pajuelo Jiménez

• 3º Vocal: Doña Esther Sánchez Calle

• 4º Vocal: Doña Mª. Montaña Domínguez Carrero

• 5º Vocal: Don Pedro Luna Reina




"EL ESPÍRITU DE LOS “TREJANOS”

Desde los lejanos días de 1941, en las postrimerías de la guerra civil española, en que se reunieron aquellos jóvenes estudiantes para crear una Institución dedicada a recuperar la historia de nuestra ciudad, a defender su patrimonio y divulgar sus valores, sin otro interés que su amor a Plasencia y su Tierra, nació el Espíritu de los “Trejanos”, el cual a seguido vivo, a pesar de los múltiples avatares que han sucedido, y que en su esencia se puede definir como la herencia de los fundadores de esta Asociación.

Nuestra misión, como dicen nuestros estatutos, es la defensa, investigación y divulgación de la historia, patrimonio, costumbres, usos y tradiciones de la ciudad de Plasencia y su Tierra.

Para “los Trejanos” este mandato está por cima de cualquier institución local o foránea, que se oponga a ello, y es nuestra obligación la denuncia de los atropellos y omisiones que se realicen en detrimento de Plasencia y su Tierra.

A lo largo de estos casi 70 años se ha mantenido este espíritu, y mientras exista esta Asociación, siempre habrá “Trejanos” que elevaran su voz para dar a conocer cualquier hecho que haya sucedido contra los principios que defendemos.

“Pedro de Trejo” es Plasencia, y se creó para su defensa y engrandecimiento, y por eso, luchamos los “Trejanos” En, Por y Para Plasencia y su Tierra.

Como no podía ser menos, hoy nos valemos de distintos medios para llevar a cabo nuestras actividades, utilizamos Internet, escáneres y cámaras digitales para recuperar antiguos documentos y fotografías, notificamos nuestros eventos a través de correos electrónicos, blogs digitales y páginas web, con lo cual conseguimos llegar a muchas más personas en mucho menos tiempo.

En estos últimos tiempos hemos tenido contacto con personas residentes en países tan distantes como México, Canadá, Estados Unidos de América, Chile, Alemania, etc...

Como podemos ver, nuestro poder de comunicación era impensable hace unos años, hoy es prácticamente a nivel de todo el planeta, por ello somos responsables de nuestras opiniones y, algunas veces, aunque se nos critique, silenciamos hechos punibles de ser denunciados, esperando que las personas o instituciones responsables los den una solución.

Pero si no llega esta solución, “Pedro de Trejo” denunciará los hechos a través de todos los medios a su alcance, siempre habiendo sido previamente documentados y estudiados.
Esa es nuestra obligación y ese es el “Espíritu de los Trejanos
Departamento de divulgación e investigación de la A.C.P. "PEDRO DE TREJO"

SEMBRANDO INQUIETUDES.










Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Desde hace cuatro décadas, personajes incansables rescatando el recuerdo de nuestras raíces culturales. Nuestro deseo es compartir esa experiencia, con el ánimo de continuar con la herencia de nuestros antepasados.