sábado, 22 de junio de 2019

LAS TERMAS ROMANAS DE BAÑOS DE MONTEMAYOR


Dentro de los yacimientos prehistóricos que nos encontramos a lo largo de la Vía de la Plata, como el de Boquique, el Berrocalillo, en la época romana,  con la creación del municipio caperense, esta zona geográfica alcanzo gran auge, como lo colaboran los asentamientos  rurales localizados en el territorio de esta ciudad, la máxima localización de estos se disponen a lo largo de la calzada. Asi mismo un gran número de balnearios y fuentes medicinales, que en su mayoría resultan desconocidos  y que iremos en diferentes apartados de este bloc, dándolos a conocer.
El balneario de Baños de Montemayor es uno de ellos, plenamente vigente en nuestros días, bien comunicado en la antigüedad, ya que es atravesado por la Vía de la Plata. Su actual edificio es una construcción del siglo XIX cuya parte más antigua es una piscina en cuyo interior se aprecian vestigios de un muro romano de dimensiones considerables. En las sucesivas obras de remodelación se hallaron diversos restos arqueológicos que conocemos por el testimonio  de los Médicos de Directores del balneario y por eruditos  e historiadores. Según el testimonio  Limón Montero  en su libro “Espejo Cristalino” del año 1697, nos dice que a finales del siglo XVII las edificaciones romanas ya habían desaparecido y solo quedaba una charca pilón. Sus aguas quedaron recogida en una arqueta que se cubrió con bóveda, a instancia del obispo de Coria, don Juan Porras Atienza, con lo que comenzó el nuevo periodo histórico del centro.
Como sabemos, sus aguas fueron veneradas por los romanos, como lo demuestran los abundantes epígrafes votivos exhumados en las obras de acondicionamientos durante el siglo pasado. Se conocen hasta un total de 21 lápidas, de las cuales 14 están dedicadas a Nimphae , dos, se dedican a Fontana, y tras dos a Salus, otras resultan ilegibles.
Diaz y Perez nos comenta: “No lejos donde se encontraron estas lápidas se localizaron numerosos restos, entre ellos 600 exvotos atribuidos al templo de la Fortuna, que posiblemente estuviese situado aquí”. No está atestiguado epigráficamente el culto a Fortuna, ya que de haber existido en aquel lugar, daría pié hablar de “Fortuna balnearis”. Más adelante el mismo autor dice:” Entre los exvotos abundan pies, manos, brazos y piernas y pechos de tamaño natural: también animales domésticos, cabezas de mujer y hombre, cabezas de faunos cubiertas de pelo y estatuas representando a hombres y mujeres. Estos exvotos eran de barro cocido…En la plaza del arenal se exhumó también un pedestal de piedra de 1,20 metros de ancho por 1,40 de largo. Tenía el relieve de una estatua de mujer vestida de larga túnica y gorro frigio”.

De ser cierta esta información, supondría en la existencia  de uno o más santuarios de culto, no solo a las Ninfas  y divinidades acuáticas sino también a otras divinidades relacionadas con la salud.
Es patente la  pervivencia al culto en relación a las termas, pues el mismo autor nos habla que próximo al manantial existía una antigua ermita, con la advocación de santa María Egipciaca (1) y a la que se data de la época de los godos. En su construcción se había reaprovechado  sillares romanos, lapidas funerarias y tres votivas dedicadas a las diosas de las aguas en recuerdo de los enfermos curados en las Termas.
Entre las diferente aras votivas, hemo selecionado esta tres:

Foto 1.- Se halló en las excavaciones de 1894 en el complejo termal. Actualmente está expuesta en una hornacina en la sala-museo del balneario.Parece que no esta dedicada a Fontana, sino a las ninfas de la fuente.Se lle con mucha dificultad-
Foto 2.- Se halló en 1894 en las proximidades del centro termal. Actualmente está expuesta en la sala-museo del balneario.
Dimensiones: 32 x 18 x 10; neto: 14 x 14; letras: 2.
                     [ Ny]pis
[Capar]ensium
[Ael?]ius
[Epi?]nicus
5 [v(otum) s(olvit)] (nimo) l(ibens)
Corresponde esta ara a una de las nueve publicadas en 1894 por el padre Fita, siguiendo la información y los calcos facilitados por el señor Plano, que no debió esmerarse mucho en ellos. Estas mismas aras fueron recogidas por Mélida en su Catálogo junto con otra inédita. De las deficientes lecturas se deduce que Fita no vio físicamente las piezas, error que repiten otros autores posteriores que tampoco las vieron, como Mélida o Blázquez
En la mitología griega las Ninfas eran divinidades menores relacionadas con la naturaleza. Los testimonios epigráficos de estas deidades asociados con fenómenos termales son muy abundantes en la Península Ibérica

Foto 3.- Se halló en el balneario, donde actualmente se encuentra , expuesta en la sala-museo del complejo.
Dimensiones: 40 x 25 x 15; neto inscrito: 22 x 21
Saluti
Valeria
Privata

Ara de Fontana, a Ninfa, a Salud.

Recordemos que la mayoría de las dedicaciones votivas de Baños de Montemayor se dirigen a las Ninfas Caperenses, por lo que parece ser que Baños era el centro termal y de ocio de los habitantes del enclave romano de Caparra.
(1) María de Egipto : Fue una asceta de los siglos IV y V que se retiró al desierto después de una visa de prostitución. Es venerada como patrona de las mujeres penitentes en la iglesia copta, en la Iglesia Catoliza, Ortodoxa y Anglicana .Celebra su día el sexto domingo de Cuaresma.

Biografia: 
.- Intervención arqueológica en la terma romana de Baños de Montemayor (Cáceres). 1999
José VARGAS CALDERÓN Valentín MATEOS MOLINERO Félix APARICIO MARTÍNEZ.
.-  Corpus de inscripciones latinas Tomo III, . Julio Esteban Ortega



Jose Antonio Pajuelo Jiménez.

La sangre noble es un accidente de la fortuna, las acciones nobles caracterizan al verdadero grande.
Giuseppe Barelli.

                     
                                              "CREANDO  CULTURA".

jueves, 6 de junio de 2019

DOLMEN DE GUADALPERAL.



El arte megalítico, posee una distribución generalizada en toda la península, en Extremadura es tan antiguo como los más antiguos megalítico peninsulares, la distribución documentada en nuestra región presenta grafismos como con cámaras sin corredor o cámaras simples. En los años de 1990 y como consecuente de un importante descenso de las aguas del pantano de Valdecañas, se pudo fotografíar y visitar el dolmen de Guadalperal, en el interior de la cámara se encontró la presencia de un menhir, y fue en 1991 cuando fue documentado, se comprobó la presencia  en la entrada de la cámara una gran estatua de hombro tallado y grabados de cazoletas y serpientes, No se descarta la presencia de decoraciones en los ortoestatos del monumento, pero las condiciones del pantano no permitían verificarlos.
Fotografia de la Biblioteca Virtual Extremeña

Se trata de un dolmen con cámara de amplio diámetro compuesto por ortostatos graníticos de los que faltan varios de la zona de la cabecera. Es posiblemente que fuesen once o doce piezas en total de la cámara. El túmulo se construye mediante varios círculos doce piezas de contención como otros megalíticos próximos en la provincia de Toledo, Los materiales permiten asegurar la ocupación del monumento en el Neolítico e en un Calcolítico con campaniforme. La primera ocupación de este dolmen podría situarse en la primera mitad del IV milenio a. C.

Este conjunto megalitico se encuentra a unos 15 Km de Navalmoral, consta de unas 140  piedra en pie o ortostatos, es una gran tumba cubierta en su día por un túmulo, la cámara de forma ovalada y de un diámetro en su parte mas ancha de unos cinco metros. El corredor oscila entre 1,30 m y 1,50 m. de ancho y la distancia desde el principio hará el final de la cámara es de unos 21 metros, la cubierta de farsa cúpula seria abovedada. Se trata de un enterramiento de carácter colectivo .El elemento de mayor interés es el Menhir esculturado a la entrada de la cámara, único en la provincia de Cáceres.
Biografía: Primitiva Bueno Ramirez - Rodrigo Balbin Beltrman. Grafía y territorios megalíticos en Extremadura.


Jose Antonio Pajuelo Jiménez.

Las ruinas de uno sirven a la Naturaleza continuamente activa, para la vida de otro.
G. Lessing

                     


                                                               "CREANDO  CULTURA".





Biografía : 
Grafías y territorios megalíticos en Extremadura-Primitiva Bueno Ramírez y Rodrigo de Balbin Behrmann.
Fotos: Biblioteca Virtual Extremeña. 

sábado, 25 de mayo de 2019

ESCULAPIO. CURIOSIDADES PARA LA HISTORIA.


ESCULAPIO Y EL EMBLEMA DE LA MEDICINA

Se conocen dos emblemas que han servido para representar a la medicina a través de los tiempos el caduceo de Mercurio ( Hermes ) y el bastón o vara  de Esculapio  para los romanos  o Asclepio para los griegos, el ortodoxo y verdaderamente valido es este último.


Se considera al mismo tiempo héroe y dios de la medicina, hijo de Apolo y de la mortal Coronis hija de Flegias, rey de Tesalia. Según narra la leyenda, había recibido de Atenea dos botellas llenas de sangre vertida de las venas de Gorgona. Una de ellas estaba envenenada y la otra contenía propiedades para curar. Asclepio o Esculapio supo utilizar parte de la sangre para devolver la vida a los muertos. El número de personas que resucitó de este modo es considerable. Y finalmente el dios Zeus, ante tantas resurrecciones, temiendo que Asclepio desbaratase el orden del mundo, lo mató con un rayo. El dios Apolo lo vengó.



Se representa como a un hombre de edad madura, barbudo, de mirada serena con abundante caballera, con el torso desnudo y una túnica que va cogida a la cintura. Sus atributos generalmente son serpiente enrollada en un bastón y también piñas, coronas de laurel, a veces con una cabra y un perro. El símbolo más común es la serpiente, que según los antiguos griegos vivía tanto en la tierra como en su interior, el báculo con la serpiente enroscada es un signo de adivinación entre los griegos. La copa con la bebida salutífera y un perro en recuerdo del que llevaba consigo el pastor Arestanas, quien recogió a Esculapio en el monte Titón.
Dice otra leyenda, en la que encolerizado Apolo porque Coronis estaba enamorada del hijo de Eratos, cuando nació su hijo por cesárea, lo dejó abandonado en este monte y lo entregó al cuidado del centauro Girón, quién le enseño la medicina.
Asclepio (significa “incesantemente benévolo”), tenía el don de curar, conocía bien la vegetación y las plantas medicinales, ya que su padre Apolo confió al pequeño al centauro, que le enseña las artes de la medicina y de la caza.

Esculapio o Asclepio vivió en Tesalia, tuvo por esposa a Espiona  “la dulce” y tres hijos, Gordalino, Machaon (médico),y Telesforo, y cuatro hijas: Hygia, que es la preservadora de la salud ( de la que deriva el término Higiene”), Panaqueja que era farmacéutica ( de la que deriva Panacea “la que todo lo cura”) Egle, que era partera y oculista, y Laso que era enfermera.
Fue médico de gran respeto y fama, tras su muerte fue inmortalizado, se inicio la leyenday fue venerado en Atenas, Corintio y Pergamo, ciudad natal de Galeno.
La vara de Esculapio sirve de emblema del cuerpo de médico del ejercito de Gran Bretaña, Alemania, Francia, Méjico, Filipinas y de la American Medical Asociación como emblema oficial de esta asociación. la Organización Mundial de la Salud lo usa desde su fundación en 1947 y lo ha reconocido como emblema oficial de la medicina, simbolizando  la dedicación a la profesión médica y revindica la imagen de Esculapio y la medicina de Hipócrates quién en su juramento, coloca a Esculapio poniéndole como testigo junto a Apolo, Hygia y Panaqueia, que se cumplirá la palabra “hasta donde tenga poder y capacidad”.
El escudo médico, en España se representa con el báculo de Esculapio, con la serpiente enroscada, sobre el Juramento Hipocrático, y rodeado por la corona de laurel.

Jose Antonio Pajuelo Jiménez.

La medicina es el arte de disputar los hombres a la muerte hoy, para cedérselos en mejor estado, un poco mas tarde. Noel Clarasó.

                     
                                                               "CREANDO  CULTURA".


lunes, 6 de mayo de 2019

Cementerio romano de Almaraz, e historia del puente.

Historia del Puente de Almaraz y cementerio romano.
Está situado en un terreno declive en los alrededores del pueblo, entre el monte y una extensa pradera, y cerca de un torreón feudal con almena de cubo. Las tumbas hállense á flor de tierra paralelas y distanciadas unas de otras, como cosa de 5 m. Algunos sepulcros son de fábrica de ladrillo y cal, y otros de pizarras del país. Todos tienen ½ m. de profundidad, y están, ensanchados á donde corresponde la cabeza del muerto. Las losas que los cierran son de una y varias piezas, y las hay también de barro cocido planas, de unos 3 cm. de espesor y con los bordes muy gruesos y levantados, teniendo cada losa como adorno en su centro, un surco formando un rombo ó un círculo.
Todos los enterramientos son de igual tamaño y contienen uno ó dos cadáveres con las cabezas colocadas al Poniente y junto á ellas, ánforas y otros objetos de cerámica. Hay una vasija para cada uno. Estas vasijas son de diversas formas y tamaños; las hay de barro rojo y barro blanco, de una y de dos asas y predomina la forma de redoma. También han aparecido botellas y tazas de vidrio verde sin adornos.
Los objetos metálicos encontrados entonces son zarcillos, ó pendientes circulares de plata, hebillas (fibulae) de cobre y de metal dorado, é imperdibles de cobre. Todo ello debe pertenecer á las vestimentas, porque se hallaron confundidos con los restos del esqueleto; y la extracción es difícil por haberse llenado de tierra las sepulturas.
Por los restos de esqueletos que se pudo  examinar se trata de una raza de gran desarrollo braquicéfala, con mandíbulas cuadradas y gran espesor de los huesos del cráneo.
Todo el terreno donde se ha descubierto el cementerio pertenece al Excmo. Sr. Marqués de la Romana. Este antiguo descubrimiento confirma las observaciones que hizo el sabio académico, D. Francisco Coello sobre la vía romana de Toledo á Trujillo, que pasa por Almaraz y su famoso puente sobre el Tajo.
Así lo describía Francisco Viñals. Madrid, 31 de Mayo de 1895.


Almaraz es una palabra árabe, que significa” El Encuentro”, nos dice la Historia de España: El mismo año que se firmo la capitulación de Teodomiro, Mérida se rindió a Muza después de un largo asedio que termino con la capitulación de la ciudad en condiciones ventajosas para sus habitantes, Muza se encamino desde la capital de la Lusitania a la antigua urbe regia de Toledo, donde se hallaba Tarid, quien al saber su próxima llegada y pasando el río Tajo se reunieron en un lugar llamado Almaraz, situado en el distrito de Caesarobriga.
Por este lugar pasaba una de las mas famosas calzadas romanas que unían Toledo con Mérida, junto a dicho puente había un poblado romano a la orilla izquierda del Tajo, estas ruinas llamadas de Villavieja, es por lo que algunos historiadores creen que lo que conocemos hoy por el puente de Almaraz fuese contruido sobre los antiguos restos del un puente romano.
El puente de Albalat sobre el río Tajo, hoy día conocido por el puente de Almaraz, fue una de las importantes obras públicas construidas durante el reinado de Su Majestad Católica Carlos I de España y V de Alemania. Fue propuesto por la ciudad de Plasencia y costeado por ella misma y otros muchos municipios de la zona, entre ellos la Campana de Albalat, y contó con el apoyo personal del Emperador. Su construcción se terminó probablemente en 1552. Se encuentra en la parte norte del término de la villa de Romangordo, a algo más de 4 Km. de la villa de Almaraz.

En el lugar que ocupa hoy el puente, había un paso de barcas, el cual pertenecía a la ciudad de Plasencia, por lo que obtenía grandes beneficios con el paso en las barcas, del ganado de la cañada leonesa.
El primero que quiso realizar este puente fue don Francisco de Monroy, señor de Belvís, en 1497 oponiéndose la ciudad de Plasencia, la ciudad placentina, y por el año
1514, la Mesta se dirigió a la reina doña Juana solicitando su construcción, pero otra vez la negativa de Plasencia se hizo patente.
Es en 1530, cuando se consiente su realización. El sistema de financiación fue el de reparto por todos los pueblos de la Tierra de Plasencia, así como otros a los cuales beneficiaba la obra.
Uno de sus arquitectos fue Juan de Álava, y como aparejador estaba Martín de Ordieta, el cual también trabajo en 1532 en el puente de Alcántara y en el año 1538 en las reparaciones del puente de san Lázaro de Plasencia. Es curioso que este puente de Almaraz no sea recto, sino que hace un pequeño ángulo, quizás por haber sido corregido su primer trazado, el cual iba a ser de tres arcos, pero ambos tuvieron en el trazado tuvieron discrepancias sobre este trazado y sus modificaciones. De los muchos canteros que trabajaron en el puente recordaremos a Juan de la Renta, cantero asentador y a Pedro de Ávila, cantero labrante.
Tiene una longitud de 127 m., una anchura de 6,8 m. sin contar los pretiles y 38 m. de altura. Consta de dos arcos, el de la derecha teniendo en cuenta el curso del río es de medio punto con una abertura máxima de 33 m. y el izquierdo es de ojiva apuntada con una abertura de 17 m. Ambos arcos descansan sobre un pilar central que es semicircular a cada lado con un diámetro de 10,35 marcados. Hay tallado en relieve un gran escudo del Emperador Carlos en que puede verse muy bien el águila bicéfala. El arco ojival presenta la particularidad de tener tres filas de dovelas.
De acuerdo con el emperador Carlos I, la ciudad de Plasencia decidió a comenzar obra, probablemente en los primeros años del siglo XVI. La empresa se encomendó al maestro Pedro de Uría. Esta información aparecía en la siguiente inscripción que existió en el puente y que nos ha transmitido Antonio Ponz (siglo XVIII) en su obra "Viaje de España":
ESTA PVENTE HIZO LA CIVDAD DE PLASENCIA ACABOSE AÑO 15-- REYNANDO EN ESPAÑA LA MAGESTAD CESAREA DE CARLOS V. EMPERADOR. FUE MAESTRO PEDRO DE VRIA.
Nota: Antonio Ponz da como seguras las dos primeras cifras de la fecha, de las dos últimas dice que estaban deterioradas y que le parecía que eran 52.
Fue en la guerra de la Independencia contra los franceses, donde el puente de Albalat cobró un verdadero protagonismo. De los cinco puentes que había sobre el Tajo, éste era el más estratégico y el de mayor importancia para la progresión de la guerra, dado que estaba en la carretera principal que comunica a Extremadura y Portugal con Madrid.
Después de muchas batallas por su control, el puente de Albalat fue parcialmente destruido por orden del general Cuesta a principios de 1809. Su reconstrucción tuvo que esperar más de 30 años. Entre los vecinos de los pueblos cercanos se empezó a oír esta leyenda: Puente de Albalat, si te caes, no te levantarás, y si te levantan, no como estás.
Fue en 1841, cuando dos diputados extremeños D. Joaquín Rodríguez Leal y D. Gonzalo María de Ulloa, conde Adanero, propusieron al gobierno la reconstrucción. Al no comprometerse el Gobierno, consiguieron el permiso para reconstruirlo por su cuenta a cambio de amortizar los gastos cobrando el pontazgo durante algún tiempo.
La obra fue presupuestada en 1.350.000 reales que, una vez finalizada la obra, subió a los 2.000.000 por lo que el Gobierno de S.M. concedió diez años más del disfrute del pontazgo. La obra se finalizó en 1845.
Recientemente, durante la construcción de la vecina Central nuclear de Almaraz, se reforzó su resistencia inyectando cemento en su estructura por miedo a un posible fallo al pasar sobre él los reactores de dicha central."
Lugar de la inscripción :
Según Antonio Ponz la inscripción estaba debajo de un escudo del Emperador Carlos I (V de Alemania), pero no debajo del escudo hecho con gran magnificencia que hay en la parte exterior del pilar central, sino debajo de otro de proporciones más reducidas que había en uno de los lados de la plaza que el pilar central forma en su parte superior.
Madoz escribe en 1848, tres años después de concluida la reconstrucción del puente de Albalat: : "Esta obra colosal y osada como la época en que se ejecutó, fue costeada por la ciudad y tierra de Plasencia en el reinado de Carlos I, y dirigida por un tal Pedro de Uría cuyo nombre sólo se encuentra en la inscripción que existe aún colocada en la glorieta que forma el puente en el medio, en cuyo sitio se hallan también al lado izquierdo el escudo de armas reales, y en el derecho el de la ciudad de Plasencia".

La inscripción hoy: Muchas de las publicaciones que dedican algún espacio al puente de Albalat suelen mencionar esta inscripción como existente todavía, pero esto es totalmente erróneo. Desgraciadamente esta inscripción ya no existe ni en el lugar donde la sitúan las descripciones antiguas del siglo XVIII y del siglo XIX , ni en ningún otro lugar del puente.
El enigma de la desaparición de la inscripción :
Según Madoz, la inscripción existía todavía en 1848, tres años después de la reconstrucción del arco roto durante la guerra de la Independencia, por lo tanto es seguro que no resultó dañada por ninguna de las escaramuzas militares que durante esa guerra tuvieron lugar en su entorno. Siendo esto así, cabe preguntarse ¿Por qué y cuándo fue quitada del puente la inscripción? ¿Fue trasladada a alguna parte? De haber habido un robo cometido por personas particulares o un expolio consentido por las autoridades de la época, esto debió de ocurrir hace más de 70 años, pues las personas de Romangordo que superan hoy, abril de 2005, los 80 años de edad han conocido siempre la glorieta del puente en el estado que presenta actualmente.

En la obra titulada Almaraz se da la siguiente información en la página 196: "Esta colosal y osada obra fue costeada por la ciudad de Plasencia hecha por orden del Emperador Carlos I, y dirigida por don Pedro de Uría, como consta en la inscripción que existe en la glorieta que forma el puente en medio". No obstante esta afirmación, en la página 207 se sitúa la inscripción en un lugar distinto: "En la parte superior del cubo o parte cilíndrica del pilar por el lado del poniente, como veremos después, destaca en relieve y gran tamaño, esculpido, el escudo imperial de Carlos V que pone su impronta en el monumento con el águila bicéfala. Debajo, en una cartela, está grabada la siguiente inscripción: ESTA PVENTE LA HIZO LA CIVDAD DE PLASENCIA ACABOSE AÑO 1537 REINANDO CESAR AVG. CARLOS V EMPERADOR. FUE MAESTRO PEDRO DE VRIA"
En la obra Puentes de Extremadura se afirma: "Esta magnífica construcción realizada por el maestro Pedro de Uría se acabó en el año 1537 bajo el reinado de Carlos V, según se lee en la inscripción conservada en el pilar central del puente".
Este verano aprovechando mis vacaciones, me dedique a verificar y localizar algún resto de la inscripción, así como otros de civilizaciones anteriores, romanas o árabes, de esta ultima aún queda, pero de lo anterior mi resultados resultaron negativos, al menos por el momento, pero este trabajo, es una carpeta abierta a la investigación, y a la aportación de todos los que quieran colaborar con nosotros.



 José Antonio Pajuelo Jiménez.

Civilizar a un pueblo no es otra cosa que hacerle sentir nuevas necesidades. Charles Gides.



                                       "CREANDO CULTURA"


martes, 9 de abril de 2019

LA PIEDRA JEROGLÍFICA EN LA ERMITA DE LA VIRGEN DEL ARA.


LA PIEDRA JEROGLÍFICO APARECIDA EN LA ERMITA DE LA VIRGEN DEL ARA.

Reproducimos este articulo publicado en el "Semanario Pintoresco Español. 21 mayo de 1854."

  Poco podemos añadir a lo ya conocido sobre la Ermita de la Virgen del Ara. En lo que aquí más nos ocupa, se trata de un paraje y ermita, cuya titular ha sido y es objeto de la devoción popular entre los vecinos de los pueblos de la Encomienda de Reina y zonas limítrofes. Allí, según las fuentes arqueológicas consultadas, se localizan restos de civilizaciones anteriores, entre ellas la romana.
     A finales del XV, el paraje que nos ocupa (incluido en el baldío de la Jayona), con una extensión aproximada de 120 fanegas, pertenecía a los bienes raíces del Convento de San Marcos de León, monasterio ubicado en las proximidades de esta última ciudad y sede oficial de la máxima autoridad santiaguista, el Prior. 

    Desconocemos desde qué fechas pertenecía el citado paraje al convento de San Marcos y si en ese momento ya existía la ermita. Sí sabemos que, a finales del XV, la ermita ya funcionaba como centro de culto popular, reinando entre los comarcanos la devoción a la Señora del Ara.
   
 Pues bien, a mediados del XVI, el anticuario Juan Alonso Franco tenía entre sus objetos antiguos un libro en el que se mencionaba y aparecía el dibujo de una piedra jeroglífica con caracteres romanos, que había sido encontrada en el subsuelo de la Ermita del Ara. En cualquier caso, la piedra jeroglífica no estaba localizada por aquellas fechas; sólo se daban noticias de su existencia en un libro perteneciente al citado anticuario.

  El autor del relato, F. L. G., (sólo aparecen estas siglas firmando un artículo sobre el asunto que nos ocupa, publicado en la revista Semanario Pintoresco Español, edición de 21 de mayo de 1854) cuestiona la existencia de la piedra en sí, además de la interpretación del jeroglífico que contenía, según el siguiente texto:

NOTICIA INÉDITA DEL SEÑOR JUAN ALONSO FRANCO, ANTICUARIO DEL SIGLO XVI

   

 Se sabía que Juan Alonso Franco había sido discípulo y colaborador de Ambrosio de Morales; mas sus obras no se conocían, cuando al venir yo en 1833 a la ciudad de Coria, vi un libro en folio, bastante abultado, manuscrito y compuesto todo de letra del referido Franco, excepto algunas cartas escritas por Ambrosio de Morales, Martin Pérez de Oliva, el Dr. Sepúlveda, el flamenco Joaquín Hopero, y Gaspar de Castro, beneficiado de Ledesma y gran anticuario. El dueño de este libro, que antes de saber por mí lo que era no hacía caso de él, después no quiso vendérmelo, cambiármelo, dármelo, enviarlo a mí costa a la Academia de la Historia, ni nada más que permitirme sacar una copia, que conservo de su mayor y mejor parte, que es la que trata de las antigüedades romano-hispanas. En este libro pues se contiene la memoria siguiente de un jeroglífico romano hallado cerca de Llerena, cuya noticia creo inédita: al menos no la he visto en ningún libro. 

    Por supuesto que fuera de la carta de Gaspar de Castro, que es de letra de este, lo demás todo está de puño de Franco: dice la memoria así:

«En Santa María del Ara, dos leguas de Llerena, en una piedra grande, que tiene tres varas de largo, dos de ancho y más de una de alto, están estas figuras y debajo este letrero:


  
 Lo que acá se entiende de las figuras o jeroglíficos y letras, es esto:
Los ojos, Diis (a los Dioses): el infierno, manibus (manes): el uso, mors (la muerte): el candil, vítae (de la vida): las saetas, contraría et velocissima (contraria y velocisima): el mundo, omnia (todo): el ancora, rapit (lo arrebata): el fuego, consumit (consume): el cuchillo, dissolvit (disuelve): la suela, suppedilat (huella): la abeja, meliflue (con suavidad): dúos se strictim ardentes et amantes (á los que estrechamente se abrasaban y amaban): el sepulcro, hic extinctos (aquí muertos): el yugo, conjunxit (los juntó).



    Muy noble señor: Todavía tengo sospecha de que es finjido aquel epitafio de Santa María del Ara, y no caresceré della hasta que me conste de lo contrario, y si verdad es que se halla tal memoria antigua, debe ser tenida por la cosa de más estima que en esta provincia ha quedado de los romanos. La letra que v. m. me envió, conforma más con las figuras o letras hieroglíficas del epitafio que no la que yo hube de Cáceres, y con esta diversidad, y con haberla enviado el Sr. Inquisidor sin hacer mención de las figuras, me confirmo más en mi sospecha, de la cual pretenda salir pronto, mediante Dios. La epístola de Vespasiano, y el letrero del término angustial envío, y si antes dé la partida de v. m. nos viéremos, yo llevaré algunas otras cosas. De la ida del Sr. Antonio de Molina á Osma no tengo envidia…. Ledesma 7de abril de 1551. —Servidor de v. m. —Gaspar de Castro. —Al muy noble señor mi señor el Sr. Juan Alonso Franco en Salamanca.»
    Hasta aquí la memoria referida, y que nada tengo que añadir, y que juzgo preciosa para los aficionados a jeroglíficos y a las antigüedades.
F. L. G.

           La inscripción no se ha localizado, desde entonces numerosos investigadores indagan en numerosos documentos, para encontrar una pista que nos conduzca a ella. Posiblemente, permanecerá enterrada en el lugar donde se encontró, o sirvió para hacer una pared,  dintel de ventana o otro menester que al antojo de uno necesito, o bien fue fruto de la imaginación de alguno.

Biografia: 
Semanario Pintoresco Español. 21 mayo de 1854.

Jose Antonio Pajuelo Jimenez.


                                            "CREANDO  CULTURA"

martes, 26 de marzo de 2019

AJUAR FUNERARIO ISLÁMICO.

AJUAR FUNERARIO ISLAMICO

De las muchas piezas de arqueológicas que han sido encontradas en el suelo placentino, fueron la de carácter islámico, las dos aras en inscripción árabe halladas, una muy cerca de la Torre Cuadrada de la plazuela de la Catedral, junto con una mano de Fátima de metal y una pinza para el moco del candil. Sabemos que las salvo D. Emiliano Mirón dirigiendo las obras de la casa inmediata a la iglesia de las Dominicas, terrenos de la ancha plazuela de la Catedral. (Foto 1). También se encontrò una pieza granítica de 55 cm. de alto, de la baja Edad Media y con inscripción con caracteres “neskhi” que por su sencillez, termino por sustituir plenamente a la cúfica.

Otra ara estaba formando parte del edificio que fue la posada de las Tres Puertas, y posteriormente Banco de Extremadura, hoy Caixa General situado en la calle del Sol. Esta posee una inscripción en caracteres cúficos en unos de los lados, mientras que en los lados contrarios se encuentra una decoración con una cenefa de tipo funicular. Da la impresión de ser una pieza reutilizada de otra anterior visigoda o romana. La grafía cúfica tiene su origen en Siria, en la ciudad de Kufa, se trata de una escritura distinguida.

Para muchos autores la representación de la mano completa de Fátima (Foto3), posee un amplio poder para el MAL DE OJO, bajo la expresión <HAMSA FI AINEK---- , que puede traducirse por CINCO EN UN OJO O SOBRE UN OJO.
También goza de sumo crédito su poder como amuleto contra el de más temido, de los males, el último mal que según el proverbio berebere: VACÍA LAS CASAS Y LLENA LAS TUMBAS. De aquí que la mano de Fátima aparezca tantas veces protegiendo las puertas o entradas de las casas.
La mano de Fátima (al hamsa), es una mano de cinco dedos, que representa según algunos historiadores los cinco pilares de la fe: la declaración de fe (shahada); la oración cinco veces al día (salat); la limosna lega (zakat); el ayuno (Ramadán); la peregrinación a la Meca al menos una vez en la vida (hach).
Traducción del Ara: Enviado/ de Dios/ no hay victorioso (o ganador) / sino el Dios. Esta frase no sería coránica, sino de un rey granadino de la época nazarí.

¿Donde se encuentran? Como muchas otras, posiblemente arrinconadas y olvidadas, con lo fácil que seria ubicarlas en algún lugar donde se recogiera todo el Patrimonio disperso en manos de muchos placentino.

Así pensábamos el 5 de noviembre del 2009, cuando fue publicado este articulo, en el bloc Voz de Mayorga, pero siempre es una alegría comunicar que estas piezas de la que hemos hablado, las hemos localizado el equipo que firman este articulo, que se dedican a indagar, a investigar de forma diaria todo lo que corresponde a la historia de nuestra querida ciudad de Plasencia.

Para ello hace unos años nos fuimos a Casas del Castañar, allí se encuentra la casa museo del Dr. Marceliano Sayans, y justamente allí las encontramos, y hoy con gran satisfacción podemos mostraros las fotografías actualizadas de este tesorillo islámico, que forman parte de nuestro pasado árabe.






Jose Antonio Pajuelo Jiménez.

El genio es un uno por ciento de inspiración y un noventa y nueve por ciento de sudor.  Thomas Edison



                                                    "CREANDO CULTURA"

lunes, 11 de marzo de 2019

AGUSTOBRIGA

TALAVERA LA VIEJA O AUGUSTOBRIGA.

Municipio romano situada en el itinerario de Antonino A-25, con el titulo de Alio Itinere ab Emerita Cesaraugustam 369, cuyo significado es de otro camino de Mérida a Zaragoza, entre las localidades de Leuciana ( Logrosan ?) y Cesarobriga ( Talavera de la Reina).

Hoy sumergida bajo las aguas del pantano de Valdecañas, Sus restos son visibles en tiempos de sequía. Se conservan  las ruinas de un antiguo templo "Los Mármoles", que sirvieron de modelo para reconstruir el templo de Diana de Mérida, y tres columnas más, procedente de otro templo que no se desmonto, pues su podio era de opus caementicium (hormigón romano), la mezcla se hacía a pie de obra, alternando paladas de mortero con guijarros, dando forma con un encofrado, conociéndose como templo de "la Cilla". La torre de la iglesia fue derribada para evitar que sobresaliera de las aguas, las tres obras del Greco ( la Coronación de la Virgen, San Pedro y San Andrés ), fueron trasladada a Toledo vía Madrid y en 1994, se logró tras una larga lucha, que regresaran a Extremadura, conservándose hoy en el Monasterio de Guadalupe.

La toponimia de Augustobriga responde al nombre de Augusto, emperador romano, y Briga, de origen celta, que aparece con frecuencia en la toponimia peninsular cuando se trata de ciudades establecidas en los primeros siglos de la romanización.


TEMPLO DE LA CILLA
La ciudad romana se encontraba amurallada y defendida por el cauce del río, en el centro de la urbe se situaba el foro y otros espacios y edificios monumentales, entre ellos se encontraba el templo que hoy se conserva gracias al cambio de ubicación.

El denominado templo de la Cilla, estaba ubicado como en el centro del foro, se encontraba en la zona sur del mismo, formando parte de la galería porticada que se extendía por este área. Se conservó integro su basamento, de planta regular y parte de la escalinata, con una longitud total de 23,31 m. comprendida la escalinata de acceso, que mira al norte y es de hormigón. Esta escalera tenía de salida 5,35 m. .El basamento que se conservaba era de sillería granítica, con una altura de de unos 2,35 m. y a raíz del suelo se apreciaba una moldura que separaba el neto visible de zócalo.
Era un templo próstilo y tetrástilo de cuyas cuatro columnas del portico se conservan tres


TEMPLO DE LOS MARMOLES
En cuando a su construcción,se trata de un templete próstilo (columnas situadas en su parte delantera) y Tetrástilo ( cuatro columnas al frente), y dos columnas a los costados correspondiente a las fachadas laterales, elevado sobre un podio de piedra y la sala de culto propiamente dicha.
Las columnas de tipo corintio, no arrancan del suelo, sino de una base granítica a partir de la cual ascienden.

Se conserva integro su basamento de piedra granítica de 20, 43 m de largo por 11,55 de ancho, asi como su pavimento de grandes losas

El material con que se construyó fue de granito local procedentes de las canteras de las inmediaciones, la fabrica debió estar recubierta en su totalidad por estuco.El edificio ha sido conocido como "Los Mármoles" ya que una tradición local recogía que brillaba a los lejos como si hubiese sido construido con mármol.

Se encuentra situado en la carretera de Guadalupe, la Ex 118, pasando Peraleda de la Mata dirección Bohonal de Ibor.



José Antonio Pajuelo Jiménez.

La idea más santa y la empresa más noble pueden ser objeto de chacota y de alardes soeces. Para ello no se necesita la menor inteligencia. Kuprin

                                             "CREANDO CULTURA".



LAS TERMAS ROMANAS DE BAÑOS DE MONTEMAYOR

Dentro de los yacimientos prehistóricos que nos encontramos a lo largo de la Vía de la Plata, como el de Boquique, el Berrocalillo, en la ...