miércoles, 23 de enero de 2013

D.Gaspar Flores de Carvajal.


Del Maestre de Cargo D. Gaspar Flores de Carva­jal. (Original).

1597.- Del maestre de campo don Gaspar Flores de Carvajal, que sirvió a S.M. más de cuarenta años, (Veinte en los estados de Flandes y los demás en Milán, Borgoña, Armada del Mar Océano y en España.) Se pre­sentó de soldado voluntario en la Armada el año de 
1594, en la compañía del capitán D. Fabián de Monroy. Se halló en la pérdida de la Armada en tiempos del Adelan­tado de Castilla en el Cabo de Finisterre, donde se perdió el navío en que iba embarcada su compañía, saliendo a nado de aquel peligro y habiéndose reformado pasó a la del capitán Miguel de Ezquivel y se halló en todas las em­barcaciones de facciones de que se opusieron, asistiendo a ellas con mucho valor, y de la dicha compañía fue elegi­do sargento de la del capitán Juan' de Almaraz y fue con él al estado de Milán, y por reformación que se hizo de la referida compañía volvió a ser soldado en la del Maestre de Campo D. Pedro Manrique de Lara, que se halló en la guerra del Piamonte y Saboga y en la jornada que el prín­cipe Doria hizo a Argel, siendo uno de los nombrados para saltar a tierra con los petardos. De allí pasó a ser sargento del capitán D. Pedro Hurtado, del tercio del Maestre de Campo D. Iñigo de Borja, y habiendo marchado con dicha compañía a los estados de Flándes le hicieron alférez de ella, hallándose en el socorro de Bel-duque, y fue nombrado diversas veces para diferentes empresas, como fue la de hacer una noche un fuerte de mucha importancia, desde donde mataron al Marqués de Vela, alférez de su compañía, con cuarenta soldados de ella. Defender un puesto que se le encargó, de donde sa­lió herido en la cabeza. 


Hallóse en el sitio de Hostende y asistió hasta que se ganó la villa; fue nombrado para ga­nar el Puertoespin y el Caballero de Alemon, y un día an­tes de que se ganase le ordenaron fuese con su compañía a poner un candeleros en un puesto de mucha importan­cia y saliendo el enemigo a la defensa degollaron la ma­yor parte de su compañía, habiéndose señalado entre to­dos con mucho valor, saliendo herido de un mosquetazo en el brazo izquierdo. Hallose en la derrota que se dio al enemigo en el dique de Amberes y en el reencuentro del dique de Bacante y en las dos compañías de fusa en los si­tios de la villa de Linguen y en el sitio de Fiol y socorro que se introdujo, siendo uno de los nombrados para ir en el escuadrón volante.

 Así mismo, se encontró en el sitio de Dunquerque y en la rota de Bunque, señalándose siempre entre todos con hazañas particulares. De allí vi­no a España el año 1607 con licencia de su Alteza el señor Archiduque Alberto, que gobernaba las armas, y el Rey le hizo merced de una compañía de infantería española, con la cual fue a la armada real y sirvió en el tercio del Maestre de Campo D. Fernando de Toledo y se le mandó ir a la jornada que aquel año se hizo a las Terceras. Por reformación de dicho tercio se agregó su compañía a la del Maestre de Campo D. Jerónimo Agustín, en la pro­pia armada, y en ella se halló en todas las embarcaciones y facciones que se ofrecieron de mar y tierra, como fueron las primeras jornadas que se hicieron a Larache, la que verificó D. Luis Fajardo a La Goleta; fue nombra­do para poner fuego a dieciocho navíos de corsarios y dos galeotos que se hallaban a vista de dicha armada, co­mo lo hizo con gran valor y lo certifica referido D. Luis de Fajardo. Hallose en toda la expulsión de los moriscos del reino de Valencia y en la toma de la Mamora, siendo unos de los primeros que saltaron a tierra. Habiéndole encargado D. Luis Fajardo se hallase a asistir al asalto que a los moros dieron a las trincheras, lo hizo con mucho valor, acudiendo a la defensa de ellas. Retirada la dicha armada y tercio a España le nombró D. Luis Fajar­do por cabo de tres navíos para convoyar cuatro barcas cargadas de trigo que iban para la fuerza de Melilla y que reconociese todos los navíos de corsarios, lo que hizo con mucha satisfacción, peleando con cinco navíos que en­contró en el Estrecho.

En el año de 1614, le ordenó el dicho D. Luis Fa­jardo fuese por cabo y gobernador de otros cuatro navíos en que iban cuatro compañías a Lisboa, y en el Cabo de Santa María, rindieron un navío de turcos y otro sobre las Berlingas. El de 1615, se le mandó pasase a Flandes por segunda vez con los cuatro navíos de su cargo, con­voyando cuarenta compañías bisoñas que pasaron a aquellos estados en dieciocho urcas, lo cual verificó con mucho cuidado y vigilancia hasta que desembarcaron en Dunquerque, y su Alteza el señor Archiduque Alberto le ordenó se quedase sirviendo en los dichos estados, que lo hizo con su compañía en el tercio del Maestre de Campo Simón Ortúnez.
De allí pasó por Cabo de sus compañías de guar­nición a la villa de Ostende, de donde (por la mucha sa­tisfacción que tenía de su persona) le sacó el año 1621 don Iñigo de Borja, sin ser de su tercio, cuando se intentó la interpresa de la isla de Cosante para tomar la Andusa, para que llevase a su cargo la gente de las guarniciones de Gravelingas, Dunquerque, Nesport y Ostende con todo el tren de artillería, chalupas y demás cosas que estaban prevenidas para quella función; lo que hizo muy a satis­facción de referido don Iñigo de Borja, y, no habiéndose podido- efectuar cosa para la que se habían hecho dichas provisiones, se quedaron todo el invierno en España ha­ciendo, cuatro fuertes reales que se fabricaron delante de la inclusa. De allí salieron para el sitio de Berjas, obrando en todas las ocasiones que se ofrecieron con el valor correspondiente a su ilustre sangre, hasta que le hirieron de un cañonazo en la pierna derecha, con lo que fue preciso volverse a España con licencia del Sr. Archiduque, por hallarse imposibilitado de pelear, donde S.M. le hizo gobernador del castillo de la ciudad de Málaga, por muerte del Maestre de Campo don Diego de Osorio de la Peña. De allí paso a gobernar interinamente Larache. De aquí, al ser alcaide de la fuerza de Melilla y habiendo servido en dicho punto algún tiempo, fue por Maestre de Campo de la gente de guerra del reino de Aragón, con el gobierno del castillo de Jaca y tenencia general del Capitán General de aquel reino, de donde paso a ser alcaide y capitán de la villa de Fuenterrabía, y S.M. le honro con el puesto de Maestre de Campo de un tercio de la infantería española.
Fue teniente General de la provincia de Guipúzcoa y alcaide del castillo y fuerza de Vélez Málaga. Las cartas particulares que recibió de honran mucho a dicho don Gaspar, pues en ellas mani­fiesta el Rey darse por bien servido, las cuales y hoja de servicios obran en el archivo de su pariente el señor don Juan Antonio Varona y Daza, quien tuvo la bondad de franquearse, para que los hechos de un hijo de Plasen­cia no queden sin que los sepan sus compatricios.
                                             


 Departamento de Investigación y Divulgación de la A.C.P."PEDRO DE TREJO"
"SEMBRANDO INQUIETUDES"


Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jose Antonio:Médico. Pedro:Industrial,Documentalista. Pero sobre todo, y desde hace cuatro décadas, personajes incansables rescatando el recuerdo de nuestras raíces culturales. Nuestro deseo es compartir esa experiencia, con el ánimo de continuar con la herencia de nuestros antepasados.