jueves, 18 de marzo de 2010

JUAN BREBOS




Don Román Gómez Guillen (+), Canónigo Prefecto de Música, de la catedral de Plasencia, escribió en su época un articulo que fue publicado en el periódico El Regional, sobre Juan Brebos, organero flamenco. Dicho articulo lo reproducimos a continuación.



UN ORGANERO FLAMENCO EN PLASENCIA
Tuvieron gran fama en el siglo XVI los organeros flamencos, que en aquella época gozaban de gran prestigio. A este respecto, escribe muy acertadamente González Amezúa lo siguiente: “La organería extranjera era entonces bien conocida en España, como vemos por la expresa alusión a los “mestres flamenchs” cuya perfección de trabajo es elogiada y puesta como modelo. Muy conocidos son Giles Brebos y sus hijos — que por encargo de Felipe II construyeron los órganos del Monasterio de El Escorial, familia de la que nos da cumplida noticia el eminente musicólogo holandés Dr. Vente, gran conocedor y apasionado defensor del órgano clásico español”. (Ramón González Amezúa y de Noriega, “Perspectivas para la Historia del Organo Español”, Madrid 1970, pag. 14). Por desgracia aquellos órganos ya han desaparecido.

¿Quién fue Giles Brebos?. Un célebre constructor de órganos flamenco, llamado también Mase (o Maese) Giles y Mesagiles, y que al parecer, llamóse realmente Giles Brebos. Trabajó en Lovaina, Amberes y España. Entre otros órganos famosos que construyó figuran, como antes hemos apuntado, cuatro para los dos coros de El Escorial. Murió en 1584. Datos que hemos tomado de J. Ricart Matas. (“Diccionario Biográfico de la Música”, pag. 399.)

Uno de sus hijos, Juan continuó la tradición de su padre en España cuidando los órganos de propiedad real. Y precisamente este fue organero de nuestra catedral de Plasencia a principio del siglo XVII durante varios años. Organero, como podemos ver, de verdadera categoria Bien lo merecia nuestra catedral, centro esplendoroso de música por aquel tiempo, a pesar de estar el Cabildo más que agobiado en las obras de la catedral nueva. Pero para la música no se escatimé nada. Y magnífico ejemplo a seguir en la actualidad.

De este famoso organero hemos encontrado los siguientes datos:
“Cometieron a los señores Mayordomos y Visitadores de la Fábrica y don Diego de Aguilera, Chantre, hagan que este maéstro de aderezar órganos, criado de Su majestad que ha venido por orden del Cabildo, adereze todo lo que fuere menester de los órganos y Realexo de esta Sancta Iglesia.” (Archivo Catedral, Actas Capitulares, libro 17, fol. 472,v°)Sucedía esto en viernes, 26 de abril de 1602.
Antes de esta fecha encontramos otro documento que dice así: “Cometieron al Sr. don Diego de Carvajal, Tesorero, embíe a llamar al Maestro de aderezar órganos que está en Alcántara para que aderece el órgano y Realexo.” (Actas Cap. Libr. Cit. Fol440)Data este documento de 22 de enero del mismo citado año 1602.
¿De que organero se trata en el precedente documento? ¿Es acaso Juan Brebos? ¿O se trata de Horacio Fabri, de ascendencia italiana, que anteriormente trabajó en la catedral y con quien tuvo relaciones el Cabildo por este mismo tiempo? A pesar del esfuerzo que hemos hecho en este punto, nos ha sido imposible aclararlo.
Con fecha 15 de mayo de 1602, encontramos otra referencia sobre Juan Brebos que exponemos a continuación:
“Ordenaron y mandaron que se de libranza en Racionero Braceros, Mayordomo del Cabildo, para que a cuenta de lo que la Fábrica de esta Sancta Iglesia ha de haber en el partido de Bejar, de y pague CINCUENTA DUCADOS a Joan Breboz, Maestro de Órganos del Rey Nuestro Señor, por el trabajo y aderezo que ha hecho y puesto en los Organos y Realexo de esta Sancta Iglesia y que con la dicha libranza se lo pase en cuenta de los dichos mrs (maravedíes) el Sr. Mayordomo y Obrero Mayor de la Fábrica.Entraron los Sres. don Joan de Henestrosa, arcediano de Trugillo, Pedro Martínez, coadjutor, Dr. Pila y Diego de Sosa Solano, canónigos.
Cometieron al Sr. don Diego de Aguilera, Chantre, y Sres. Visitadores de la Fábrica Joan de Lobera y Lic. Benavides, canónigos, traten y concierten con Joan Breboz, Maestro de Órganos del Rey Nuestro Señor, venga cada año una vez a esta ciudad a templar y aderezar los órganos y Realexo de esta Sancta Iglesia y le señalen el salario que les pareciere y con el concertaren y sobre ello hagan y otorguen la Scriptura o Scripturas necesarias y para ello les dieron comisión bastante y a cada uno in solidum.” (Act. Cap. Libro 17, fol. 478, V0)
Dos años más estuvo Juan Brebos de organero de nuestra catedral, ya que en mayo de 1605 aparece en tal cargo Juan Francisco Fabri, hijo, como creemos, del citado Horacio Fabri y que se establecieron de un modo permanente en nuestra ciudad. De ellos hablaremos en mejor ocasión.
Los órganos que cuidó Juan Brebos eran los que había en la catedral vieja, trasladados ya a la nueva desde que esta se abrió al culto público en 1578. Uno de estos órganos, precisamente el grande, habia sido construido por el celebre organero Cristóbal Cortejo a principios del siglo XVI, unos cien años antes.
Es muy oportuno divulgar estos datos ahora que nos hemos embarcado en esta noble empresa de restaurar el único órgano que tiene nuestra catedral. Otro excelente organero de nuestros tiempos se encargará de llevar a feliz término esta obra, para lo que hemos firmado ya el correspondiente contrato. Para ello ya se está trabajando fuera y pronto veremos trabajar en la misma catedral. Queremos revivir esta gloriosa tradición organero y organística de Plasencia, pero necesitamos una cooperación económica aun más eficaz por parte de los placentinos.

No vale cruzarse de brazos y no vale exigir cuando no se da nada. Es cosa de todos; una vez más nuestra apremiante llamada a favor de esta obra que ha de dar esplendor y nobleza a la catedral y a Plasencia.

                Departamento de divulgación e investigación de la A.C.P.”PEDRO DE TREJO"
                                                SEMBRANDO INQUIETUDES



Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jose Antonio:Médico. Pedro:Industrial,Documentalista. Pero sobre todo, y desde hace cuatro décadas, personajes incansables rescatando el recuerdo de nuestras raíces culturales. Nuestro deseo es compartir esa experiencia, con el ánimo de continuar con la herencia de nuestros antepasados.