lunes, 6 de julio de 2009

ORIGEN DEL NOMBRE DE TORNAVACAS




Los orígenes de Tornavacas se remontan a la época de los vettones, siendo en ese tiempo un asentamiento de pastores pues su situación es envidiable ya que está situada en la cima de un puerto teniendo en sus cercanías los frescos pastos de la sierra y las abrigadas tierras de la dehesa extremeña.
En tiempos de los romanos fue un asentamiento militar con su “catrum militari” para controlar el paso del puerto.
El primer nombre conocido de Tornavacas fue el de Villaflor de las Cadenas. El actual, posiblemente, le fue dado por la batalla contra los árabes en el siglo X.
Lo acontecimientos de dicha batalla fueron los siguientes:
El rey leonés Ramiro II batallando con los árabes llega al puerto de Tornavacas con la intención de conquistar el valle del Jerte, pero se encuentra con una fuerte oposición de las tropas sarracenas cordobesas acaudilladas por Ahmad Ben Yala. Los primeros enfrentamientos tuvieron lugar en el sitio llamado “La Vega del Escobar”. Al ser rechazados cada vez que intentaban avanzar, idearon una estratagema consistente en atar unas teas encendidas a los cuernos de las numerosas vacas que pastaban en esa zona, y por la noche azuzarlas hacia el campamento enemigo, dando al mismo tiempo grandes gritos y haciendo mucho ruido, para hacer creer a los árabes que era un ataque de una numerosa tropa cristiana. La idea tuvo éxito y el ejército agareno salió en estampida hacia la población de Ambroz, hoy Plasencia. Una vez que las vacas rebasaron el campamento, se dispersaron en la noche, y las tropas cristianas volvieron a su asentamiento esperando la llegada del día para ver el resultado de la estratagema.
Al clarear el día vieron como los animales, guiados por su instinto, volvían a sus lugares de pastoreo, y de hay que al verlas llegar pronunciaran la frase de “ya torna las vacas”, frase que daría lugar al nombre actual del puerto, y población.
Cuentan que cuando el cartógrafo don Tomás López recorrió estos lugares en el siglo XVIII., se le comunicó la existencia de una inscripción latina en lo alto del puerto que decía lo siguiente:
"Iluminatio mea terruit turbas maurorum sarracenorum que fugere fecit
Dicha inscripción se perdería y hoy no se sabe nada más de ella.
En el siglo XIV, concretamente el día 6 de junio de 1369, el rey Enrique II de Trastámara, como otros mucho reyes anteriores y posteriores, para pagar la ayudas que les prestaban los nobles en sus continuas guerras, desgajó el terreno que rodeaba al puerto de Tornavacas, el cual era propiedad de la ciudad de Plasencia, y se lo regalo a la casa de los Álvarez de Toledo, los cuales ya eran señores de Valdecorneja, Jarandilla y Oropesa, estas dos últimas también sustraídas de las Tierras de Plasencia.
Después de varios confirmamientos por distintos reyes la propiedad del señorío de Tornavacas llega a los duque de Frías, los cuales lo pierden por desaparecer los señoríos en el siglo XIX.
Como recuerdo de la batalla de la Vega del Escobar queda el escudo de Tornavacas, en el cual podemos ver dos vacas con dos teas encendidas en los cuernos, así como el ajedrezado de los Álvarez de Toledo-


Departamento de Investigaciion y Recopilacion de la A.C,P,"PEDRO DE TREJO"

SEMBRANDO IMQUIETUDES

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jose Antonio:Médico. Pedro:Industrial,Documentalista. Pero sobre todo, y desde hace cuatro décadas, personajes incansables rescatando el recuerdo de nuestras raíces culturales. Nuestro deseo es compartir esa experiencia, con el ánimo de continuar con la herencia de nuestros antepasados.