jueves, 23 de julio de 2009

JOSE MARIA DIEZ OLIVARES


Nació D. José María Diez Olivares, en la ciudad de Mérida el 19 de marzo de 1825. Miembro de una familia pobre pero distinguida, hubo de sentirse luego victima de cruel desgracia quedando huérfano de padre en edad muy temprana y al cuidado de su madre y de otros cinco hermanos a quienes cuidaba y sostenía con decisión, amor y entereza impropios de sus escasos años y de sus escasos recursos. Así se consagró en Cáceres al Magisterio, haciendo con desacostumbrada brillantez sus estudios, mientras que dedicaba en otros ramos todos sus esfuerzos al sostenimiento de su dilatada familia.
Termina su carrera con las mas altas calificaciones, hizo oposición a la escuela pública superior de esta ciudad, vacante a la sazón con otras, y tales fueron sus ejercicios que mereció ocupar el primer puestos de la terna, siendo nombrado y posesionándose de ella, si mis datos son correctos a finales del año 1849.
Trasladose a Plasencia con toda su familia y poco después contrajo matrimonio por poder, en Cáceres, con la señorita María Josefa Guerra, perteneciente a una bien reputada familia de aquella capital.
Desde entonces, se consagró a la constante práctica del magisterio, con verdadera conciencia de su misión insigne y la escrupulosidad y vocación de un verdadero sacerdote, compartiendo tan duros deberes con los tiernos cuidados de la familia y los afanes del estudio.
Enviudó muy joven, quedándose con el legado de sus tres hijos varones, y algún tiempo después, contrajo segundas nupcias con nuestra distinguida paisana D.ª María Zancudo, de ilustre y honrada familia, consiguiendo ser un matrimonio envidiable, de este llegaron otros tres hijos.
En resumen, la vida de este ilustre profesor, puede condensarse en estas frases, amó con idolatría a su familia, a sus amigos, y a sus discípulos; les consagró todas sus fuerzas y tras esa vida de inmaculada honradez y titánicos sacrificios lego a los suyos la gloria de su nombre. inteligencia privilegiada, talento clarísimo y profundo, ilustración extraordinaria, originalísima sagacidad de ingenio, sublime elevación de sentimientos humanitarios, modestia, humildad, ingenuidad incomparables; padre ejemplar, modelo de esposos, de amigos y de ciudadanos
Fue un notable publicista, numerosos periódicos acogieron en sus columnas los frutos preciados de su inteligencia, entre ellos. La Ilustración Republicana Federal de Madrid; El Extremeño y El Cantón Extremeño, donde colaboro con el pseudónimo de Camilo Ruiz; como rica prueba de sus privilegiadas aptitudes, publicó la preciosa colección del semanario satírico político, que se editó en Plasencia en el año 1869 con el titulo “El Tío Lilailas”. También nos dejo publicadas algunas obras didácticas en la que figura un tratado elemental, metódico y razonadísimo de Gramática Castellana en dos pequeños tomos y otro de Ortografía, así como composiciones líricas y poéticas que fueron incluidas en diversas publicaciones
En atención, al celo, método y resultados de su enseñanza recibió distintos premios por los años 1869 y 1871, haciéndose mención de ellos en la Gaceta Oficial de Madrid. Falleció el 13 de Enero de 1877, cuando tena 62 años.


Departamento de Recopilacion y Divulacion de la A.C.P."PEDRO DE TREJO"
SEMBRANDO INQUUIETUDES

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jose Antonio:Médico. Pedro:Industrial,Documentalista. Pero sobre todo, y desde hace cuatro décadas, personajes incansables rescatando el recuerdo de nuestras raíces culturales. Nuestro deseo es compartir esa experiencia, con el ánimo de continuar con la herencia de nuestros antepasados.