lunes, 11 de mayo de 2009

ERMITA DE SAN POLO






Esta ermita de San Polo o San Hipólito estaba situada en la finca del mismo nombre, en el camino que iba de Plasencia al Valle, al lado del río Jerte, a una distancia de unas dos leguas, acogía la cofradía de San Hipólito. Esta cofradía hacia dos romerías al año, la primera el último domingo de abril y la segunda el último domingo de agosto. En esta segunda romería se repartía a cada cofrade “ocho libras de carnes de vaca y once cuartillos de vino”, con lo cual se convertía en una orgía más que en un acto de devoción, y como también había mujeres en la fiesta terminó por ser una ramería más que romería.
Luis de Toro, al escribir su obra en la primera mitad del siglo XVI, describe esta ermita de San Polo, contraponiéndola a la de Fuentidueñas.
Fue tan grande el número de cofrades que se apuntaron a ella, que su entrada costaba tres ducados. San Hipólito era el patrono de los quebrados, y se tenía la costumbre de ofrecerle como ofrenda, el peso del quebrado en trigo.
Con la Desamortización de Mendizábal se quitó esta dehesa de San Polo a la cofradía y salió a pública subasta.
La ermita quedó inundada al hacer la presa del Jerte, por lo cual los dueños de la finca y ermita salvaron las imágenes y un friso de azulejos que en ella había, y las trasladaron a otra ermita más cercana a las edificaciones de la dehesa. Entre las imágenes hay una del siglo XVI, que representa a la Virgen con el Niño, y otra del santo titular. El friso de azulejos fue donado por sus dueñas Dñª. Adelaida y Dñª. Asunción Sánchez Ocaña al museo de la catedral, y la pila bautismal y el brocal del pozo con una inscripción ilegible, se conservan en la actual casa de la finca, así como la imagen de San Hipólito.

Departamento de Recopilación y Divulgación de la A.C.P. ”PEDRO DE TREJO”
SEMBRANDO INQUIETUDES
.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jose Antonio:Médico. Pedro:Industrial,Documentalista. Pero sobre todo, y desde hace cuatro décadas, personajes incansables rescatando el recuerdo de nuestras raíces culturales. Nuestro deseo es compartir esa experiencia, con el ánimo de continuar con la herencia de nuestros antepasados.