jueves, 15 de enero de 2009

PREGON DE ANTRUEJOS 2009



PREGÓN DE ANTRUEJOS
El día 15 de enero de 2009, se celebró el pregón de los Antruejos, Este año ha sido la pregonera doña Esther Sánchez, encargada del Archivo Municipal de Plasencia, miembro y directiva de la Asociación Cultural Placentina "Pedro de Trejo". El acto de leer el pregón se realizó en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Plasencia, el cual estaba totalmente lleno.
El texto del Pregón fue el siguiente:
Buenas noches amigos y amigas:
Antes que nada quiero agradecer a la Junta Directiva de las Amas de Casa por darme la oportunidad de comentar algo sobre esta noche de antruejos. Noche que fue rescatada por la Asociación Cultural Placentina Pedro de Trejo a principios de los años 80 del siglo pasado, seguido por el Centro de Iniciativas Turísticas, continuándose su conmemoración gracias a la perseverancia y tenacidad de esta Asociación de Amas de Casa placentina.
El significado de antruejo según el diccionario de la Real Academia de la Lengua se refiere a los tres días de carnaval, pero indagando en los diccionarios históricos de la propia Academia se especifica más concretamente. Así en el diccionario de 1726, aparte de denominarlo como los tres días que preceden a la Cuaresma “que comúnmente se llaman de Carnestolendas”, precisa que “es voz baja y vulgar”. Esta última referencia va a ser eliminada a medida que el vocablo sea aceptado a lo largo del siglo XVIII, llegando a admitirse (en 1770) el verbo antruejar como propio de la provincia de Extremadura, recogiendo algún que otro dicho como “sepan gatos que es antruejo”, aludiendo a la abundancia que en carnestolendas suele haber de viandas, y por extensión en otro cualquier día de convite grande.
Dejando a un lado estas disquisiciones, conviene aclarar que estas celebraciones están unidas a los festejos del ciclo de invierno, conmemorándose en algunas poblaciones cacereñas festejos eminentemente carnavaleros ya en el mes de enero (Aceuche, Piornal, Navaconcejo, Malpartida de Cáceres, etc.).
En Plasencia la Noche de Antruejos era el preludio del Carnaval en la que nuestros antepasados, aprovechando la festividad de San Fulgencio, celebraban los primeros bailes de máscaras del año y preparaban los carnavales venideros. Esa noche, ya en época contemporánea, finales del S.XIX y primer tercio del XX, solían reunirse, bien en el teatro Romero (que estaba situado por bajo de la iglesia de San Pedro), en el Sequeira, Alcázar o en otros locales de baile como el Sagrera (que se encontraba al final de la calle Vidrieras, a la derecha), el café Romero (donde está actualmente la tienda de Beneton, aunque se entraba por la calle de Pedro Isidro por estar ubicado en la segunda planta), así como también, para los más pudientes, el casino (que estaba en la plaza Mayor).
Por otro lado la aceptación de estas fiestas por parte de los poderes constituidos va a conllevar su intento de reglamentación. Si vimos antes que el término antruejo era considerado vulgar a principios del S.XVIII, este calificativo desaparece del diccionario por la fuerza de su uso. Esta misma “normalización” se patentiza en las ordenanzas placentinas del seS. XIX, pues hasta esta centuria no están reguladas estas celebraciones en su articulado. Así, tanto en las de 1849 como en las de 1880, se intenta reglamentar su carácter transgresor impidiendo cualquier tipo de disfraz relativo a la religión, la milicia o los funcionarios públicos, imponiéndose multas a los contraventores de 5 a 15 pesetas en las ordenanzas de 1880, llegándose a ordenar que “para la conservación del orden en los tres días de Carnaval, el Alcalde dictará y fijará un bando con las prevenciones que estime oportunas” (artículo 18 de las citadas ordenanzas de1880).
Y para terminar, rememorando el refrán citado anteriormente “sepan gatos que es antruejo”, celebremos esta noche de antruejos.
Buenas noches y muchas gracias.
Departamento de Invstigacion y Documentacion de la A.C.P. "PEDRO DE TREJO".
SEMBRANDO INQUIETUDES.








No hay comentarios:

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Desde hace cuatro décadas, personajes incansables rescatando el recuerdo de nuestras raíces culturales. Nuestro deseo es compartir esa experiencia, con el ánimo de continuar con la herencia de nuestros antepasados.