viernes, 26 de septiembre de 2008

COLORES HERALDICOS




CURIOSAS NOTICIAS HISTÓRICAS SOBRE EL PENDÓN DEL CONCEJO DE LA CIUDAD DE PLASENCIA Y SUS COLORES HERÁLDICOS

Periódico “El Regional” - martes 14 de diciembre de 1965

Existen datos históricos, que no ofrecen lugar a dudas, por estar tomados del Archivo Catedralicio por don José Benavides Checa, Chantre que fue de la S.I.C. de Plasencia, y expresados en su libro inédito, referente a la historia de nuestra Catedral, Obispos y Cabildos que se sucedieron.
Las noticias sobre el Pendón del Concejo placentino, acaso las únicas que se conocen, se encuentran en el primer capítulo de la parte titulada “Señorío de Jaraicejo”, página 59 del Apéndice.
De una manera sucinta tomo algunos datos sobre el asunto que nos interesa, que literalmente dicen así:
“Entre las poblaciones que más se distinguieron en el agitado periodo de la Reconquista, fue la ínclita e invicta ciudad de Plasencia.
Su fundador, el justo y noble rey D. Alfonso VIII, la concedió FUERO particular, la señaló extensos límites, y la hizo señora de considerable número de villas y lugares.
Plasencia aumentó en inoperancia, con el extraordinario número de héroes y guerreros que en ella fijaron su residencia, y aun no contando cuatro lustros de existencia, supo en más de una vez, infundir pavor en las filas enemigas con el PURPÚREO Y SINOPLE PENDÓN DE SU CONCEJO.
Es decir, que como el “sinople” se le denomina en heráldica al color verde, nuestro antiguo Pendón ostentaba los colores heráldicos de púrpura y verde, partidos en dos bandas.
Claro es, que si se tratara de reconstruir en la actualidad el antiguo Pendón placentino, debería llevar dos caras iguales en colores, con el escudo de la ciudad y su lema o leyenda por el anverso, y el sello rodado de Alfonso VIII en el reverso, cuyo sello se halla reproducido en unos de los reposteros del balcón del Excelentísimo Ayuntamiento.
Siguen los datos:
Creció la estimación a Plasencia, con las victorias que obtenía, y se multiplicaban los privilegios y exenciones, para el Clero y Pueblo, que en las gloriosas lídes rivalizaban con justicia el UT PLACEAT DEO ET HOMINIBUS, escrito por su fundador con caracteres indelebles de oro.
¿Quién ignora que el Obispo D. Domino con su Clero, y el Concejo de Plasencia, ambos con sus gentes de armas, prestaron importantes servicios en la frontera con la conquista de Trujillo y Medellín en 1232 ?
¿Desconoce alguno la parte muy activa que tomaron los placentinos en las conquistas de Baeza, Jaén, Córdoba, Murcia y Sevilla, lo mismo que otras muchas villas, lugares y castillos?.
Dice también una nota en apartado:
En septiembre de 1218 era Alcaide o Regidor de Plasencia D. Gil Pérez, el que al momento acudió con sus huestes al llamamiento que hiciera el Rey san Fernando para la conquista de Sevilla, a la que acudieron los más distinguidos capitanes y guerreros placentinos: Rodrigo Villalva, Alvar, Pedro Gonzalo, Nuño Núñez, Martín y Diego Gómez, Ruy González, D. Gonzalo González, padre de Dñª Sol, Sancho Sánchez, Rodrigo Rodrigo, D. Gonzalo Pérez de Plasencia, Lope de Ayala, Diego García, Diego Pelaez, sobrino del Deán, Gonzalo Gil, Polo Martínez, Diego Polo, Pedro Amador, Sancho Polo, y los ballesteros de a caballo, Juan Gil, Sancho Martín, Diego Mateo, Juan Pérez de Plasencia y D. Benito Pérez el Ballestero a quien más tarde el rey D. Alfonso otorgó el poblado y la dehesa de Ferruz, para poblarla y defenderla contra los “Golfines”que desbastaban Extremadura.
El rey D. Sancho IV en 1285 otorga la villa de Jaraicejo, que a la sazón era ya una fortaleza importantísima, al denodado guerrero, Capitán D. Gonzalo Godinez, cuya villa constituyó en señorío, pero este continuó en la Casa del Rey siendo muy estimado y más tarde en 1288, estando D. Sancho en Vitoria hace merced de Jaraicejo y sus términos, derechos y pertenencias a Pedro Sánchez de la Cámara, y ordena al Concejo placentino no contradiga la orden de posesión.
En 1294 Pedro Sánchez de la Cámara hizo donación del Señorío de Jaraicejo al Obispo D. Domingo, al Deán y Cabildo placentino, con el molino y dehesas que le correspondían.
Se hizo la donación ante el escribano público de Burgos D. Gonzalo Pérez y signado por D. Alfonso Martínez, Escribano Real.
Pasan cinco siglos y el Señorío de Jaraicejo, deja de ser del Obispado y Cabildo placentinos por el decreto de desamortización promulgado en el siglo XVIII por el rey Carlos III.
Entre estos curiosos datos históricos, subrayo con mayúsculas el nombre de Sancho Polo, uno de los capitanes que se distinguieron en la Reconquista, cuyo nombre se ostenta todavía en una calle de la ciudad.




FRANCISCO MIRON.




SEMBRANDO INQUIETUDES.A.C.P. PEDRO DE TREJO.

No hay comentarios:

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jose Antonio:Médico. Pedro:Industrial,Documentalista. Pero sobre todo, y desde hace cuatro décadas, personajes incansables rescatando el recuerdo de nuestras raíces culturales. Nuestro deseo es compartir esa experiencia, con el ánimo de continuar con la herencia de nuestros antepasados.