domingo, 11 de mayo de 2008

HIJOS Y VECINOS DE PLASENCIA

El Exmo. Sr. D. Antonio Vicente de Arce, teniente General de los Reales Ejércitos y Consejero del Supremo de la Guerra, ya esta referido, hizo la guerra de Gibraltar de Capitán del compañía de Cazadores Provinciales de Plasencia, concluida que fue, ascendió a teniente Coronel, y al poco tiempo Coronel del Regimiento, como tal salio a la cabeza de él a los Pirineos, donde continuó haciendo la guerra a la Republica francesa, hasta que se verifico la paz, en la que se porto con toda discreción y valentía en las muchas batallas que se encontró, por sus servicios SM. Le honro con el grado de Brigadier.

En el año 1799, fue nombrado coronel de la Columna de Granaderos Provinciales de Castilla la Nueva, con la cual opero en la guerra de Portugal, finalizada que fue, le dieron el grado de Mariscal de Campo y al poco tiempo de Teniente General.
En 1808,. Con motivo de los grandes acontecimientos de Madrid, fue nombrado Vicepresidente de la Junta que se creo en esta Ciudad de ornamento y defensa a favor del nuevo Rey Fernando VII, y por ausencia de su presidente, lo tomó el, la misma que dejo por orden del Gobierno, paso a Navalmoral de la Mata, con objeto de reunir todo los dispersos que bajaban de Madrid y otras partes, unos de los muchos que se presentaron fue el Exmo. Marques de Malpica, Grande de España de primera clase, al que nombro por unos de sus ayudantes, caballero que mereció el aprecio de su jefe por su buen comportamiento y decisión a favor del Rey. De aquí paso al puente de Almaraz, punto que le destino la junta creada en Badajoz.
En 1809, la Regencia del Reino paso a Oviedo, dándole el mismo Gobierno por asesor al regente de la audiencia de Cáceres, con el fin de entusiasmar y arreglar negocios de suma importancia, lo que verifico con la mayor delicaleza, mereciendo por su buen porte que el Gobierno le diera las gracias. En supradicho año de 1809, fue concedido con el grado de Teniente General; el de 1812 nombrado diputado para las Cortes de Cádiz, por esta provincia y el de 1817, S.M. le honró haciéndole Consejero del Supremo de la Guerra, en cuyo desempeño murió.

D. José María Púez, Teniente Coronel del Regimiento de Infantería de América, Caballero de la. Real y Militar Orden de San Hermenegildo y condecorado con dos cruces de distinción por acciones de guerra. Se halló en la guerra contra la República francesa y en la mayor parte de sus acciones principales Hizo toda la de la Independencia, en la que se encontró en los sitios de la inmortal Zaragoza, hasta su rendición, por los que fue declarado benemérito / de la Patria en grado heroico y eminente. En las batallas de Medellín, en el sitio de Badajoz hasta su rendición; en la. De la Albuera; en le toma de Badajoz, a los franceses.
De las Peñas de San Pedro salió con cuarenta hombres para proporcionar víveres al castillo por carecer de comestibles, lo que logró con mayor exposición, po r estar sitiada la plaza por los franceses e introdujo y fue causa pera que el castillo no se rindiese. Por cuyo arrojo, el Excmo. Señor Capitann Coronel del Ejercito de Murcia, le dió las gracias. Tambien se encontró en varias acciones principales y tres veces hecho prisionero.

Siguen dando servicio a sus Reyes, los hijos y vecinos de Plasencia.

D. Vicente de Vargas y Laguna.- Señor del Barrado y Villanueva de ls Sierra, Regidor Perpetuo de preeminencia de esta Ciudad, Mariscal de Campo de los Reales Ejércitos. Hizo su carrera en el Real Cuerpo de Guardias de Corps.
En 1807.- el Gobierno pidió a esta ciudad para el ejército francés que entro en Portugal, comandado por el Mariscal Junot, 800 fanegas de trigo, 1000 de cebada y otros artículos. Vista tal exigencia por D. Vicente, para aliviar al pobre labrador, dio 100 fanegas de trigo, la misma que cedió después a beneficio de la nación.
En el año 1808, por unanimidad de votos, fue electo vocal por esta ciudad de la Junta Suprema que se creo en Badajoz por orden de la regencia del Reino con el fin de levantarse en masa la provincia contra los ejércitos del francés. Lo que ejecuto haciendo tomasen las armas, toda la juventud sin distinción de clases, la que fue armada, vestida y mantenida, ya que en breve tiempo se presento en campaña. En ausencia y enfermedades del Capitán General de la provincia, obtuvo la presidencia de ella.
Por lo fiel y lealmente que desempeño su cometido, fue condecorado con la medalla en la que se veía el busto de Fernando VII, y al reverso se leía: Defensa de Extremadura. El sueldo que gozaba de Brigadier lo cedió para la ayuda y sostén de ella, por lo que por sus buenos servicios el Rey le premio con la faja de Mariscal de Campo.


D. Antonio de Vargas y Laguna.- Sr. De Barrado y de Villanueva de la Sierra. Embajador y Ministro plenipotenciario por la Corte de España, cerca de su Santidad Pío VII, era hermano menor de D. Vicente, de quien heredo todos sus señoríos. Hizo su carrera en la Universidad de Salamanca, fue bibliotecario mayor de SM. Y después nombrado embajador por la Corte de España cerca de su santidad. El Rey Fernando VII le honro con el titulo de Marques de la Constancia, en premio a la conducta que tubo con los franceses que le llevaron prisionero con su Santidad al castillo de Finistrille, donde le ofrecieron darle todo lo que pidiese, con mil honores si juraba fidelidad a Napoleón. Su contestación fue, que desde la cuna había nacido español y nada más, cuya manifestación alabaron los mismos enemigos. Concluida la prisión y la guerra, siguió con la embajada hasta Octubre de 1824, que murió en Roma.


D. Isidro Nieto de Cepeda.- Regidor perpetuo de esta Ciudad, fue teniente Coronel del Regimiento Provincial de esta Ciudad de Plasencia.

D. Vicente Nieto de Cepeda.- Mariscal de Campo de los Reales Ejércitos de SM. Caballero de la Gran Cruz y Placa de la Real Militar Orden de San Hermenegildo. Era hermano menor del anterior, los dos hijos de esta ciudad. Sirvió en el R. de Córdoba, hizo la Campaña de Gibraltar, y también de la R. Francesa, en esta el 17 de diciembre de 1791, en el ataque que dieron en la ciudad de Tolom, quedo por muerto en el campo de batalla, así dio la noticia nuestra Gaceta, por lo que su hermano Isidro, mando hacerle el entierro, como lo verifico la parroquia de S. Martín de esta. Ya hacia cuatro años que todos lo daban en la eternidad, cuando recibe el hermano una carta de Francia.

Abriéndola, cual fue su sorpresa conociendo la letra de su hermano, serenándose la leyó Su contenido era el siguiente: Hermano, ya era hora que te ponga al corriente de mis padecimientos, pero estoy lleno de satisfacción por tenerlos sellados en el campo del honor, el 17 de diciembre en los campos de Tolon, recibí siete heridas, cinco de sable y dos balazos, concluida que fue,, los enemigos recogieron a los heridos y los muertos, en estos últimos estaba yo, pero Dios, la casualidad, que como estaba tendido en tierra conservaba la espada empuñada, lo que llamo la atención de un físico y la curiosidad le movió a tomarla, Dios permitió que tocase la mano para que conociese que aún no estaba muerto, percibiendo el cirujano, que conservaba algún calor, me tomo el pulso y se cercioro de mi existencia, me coloco en una camilla, llevándome a un hospital del referido Tolon, donde me reconoció las heridas y me hicieron las primeras curas, más habiéndome visto la profundidad de tres, la del costado derecho y la del rostro, perdió la esperanza de sacarme adelante ( sin saber por que fue tal el interés que tomo por mi existencia, que llamo la atención de todos en el hospital ) por ultimo a su asiduidad debo la vida. El gran Napoleón, entonces coronel de artillería, ha visitado varias veces el establecimiento, y en todas ella ha preguntado por mi, ignoro el porque.
He estado sin poder hablar por las heridas del rostro nueve meses, el que se ha quedado bastante desfigurado, y si no te he escrito antes es por que la heridas lo han impedido y ya bueno por no tener disposición en el deposito que he estado. Contéstame sin perdida de correo etc….
Si no ponemos la hoja de servicio, es la causa de que todos sus papeles pasaron a su sobrino D. Joaquín de Herrera y Nieto, residente en Granadajara de América. Murió a los 90 años en el 1830.

Los capitanes D. Jerónimo Montoya, D. Juan Amador regidores perpetuo y el Teniente D. Blas Quirós, fueron hijos de esta ciudad, y ademas, los dos primeros también hicieron le guerra e la Republica Francesa.

Don Francisco Ramon Morales, brigradier de Caballeria de los Reales ejércitos de su Majestad. Caballero de la gran Cruz y placa de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo. Dio principio su carrera de cabo primero del Regimiento Provincial de esta Ciudad de Plasencia, del cual paso al el arma de caballería, en la que en compañía de su hermano don Gregorio, coronel del misma arma, hicieron los mejores servicios a favor del Rey. En unas de su infinitas acciones dadas al francés, próximo al Barco de Ávila, recibió cinco heridas de sable las que le tuvieron en peligro de perder la vida, una vez curado, su rostro quedo desfigurado por quedarle la nariz y el labio superior partidos por la mitad de arriba abajo.. Volvio a tomar las armas sediento de venganza, la que sacio a satisfacción en las muchas escaramuzas que tuvo con el enemigo, hasta que concluyo la guerra. Nacio en Cabezuela, pero se crió en esta ciudad.

D.Francisco de Paula de Vargas y Carvajal.- Sr. De Torracaldelo, Regidor perpetuo de esta Ciudad de Plasencia e hijo suyo. Fue coronel de su regimiento Provincial, con el que salio para las Andalucía a ultimo de septiembre de 1807, muriendo de enfermedad en la villa de Manzanares.
D. Antonio Molina.- Regidor perpetuo de esta ciudad y Sargento Mayor de nuestro R. Provincial.
D .Gabriel Lopez.- Sargento Mayor del mismo regimiento sirvió como en el anterior contra la Republica francesa y en la guerra de la Independencia.
D. Calixto Payans y Vargas, Teniente Coronel del R. de Caballería de Lusitania, entro a servir a S.M. en el Real Cuerpo de Guardias de Corps, del cual paso a el expresado Lusitania.
D. Antonio Valdivieso.- Teniente Coronel.
D. Francisco de Paula Fernández.- Capitán de Lanceros de Don Julián Sánchez.
D. Diego Pulido.- Capitán de Infantería de línea de Jaén, este concluida la Guerra de la Independencia, paso a América con el ejercito de Morillo.
D. José Rico.- Capitán de Infantería de linea, paso a América como el anterior, los dos regresaron en el año 1823.
D. Salvador García Monje.- Teniente Capitán de los Lanceros de dicho D. Julian Sánchez, a quien los franceses llevaron prisionero a Francia, donde le tuvieron hasta la terminación de la Guerra.
D. Francisco Claramon.- Capitán de Infantería de línea
D. Antonio Fernández. Teniente Capitán de línea.
D Juan Fernández.- Teniente Capitán del Provincial de esta Ciudad.
D. Francisco Peñasco.- Subteniente del referido Provincial de Plasencia. Dio principio la Guerra de soldado, hizo la guerra de la Republica francesa, la de Portugal e Independencia.
Fueron muertos en la batalla de Medellín, los Subtenientes del Batallon de voluntarios de Plasencia, D. Juan Muñoz y Cabrera, D. Manuel Arenal, D. Alonso Simón Rodríguez, y D. Manuel Fernández.
Mención especial a todos aquellos voluntarios desconocidos que defendieron a su Patria.

SEMBRANDO INQUIETUDES. A. C. P. PEDRO DE TREJO.






1 comentario:

Miguel Angel Claramón dijo...

Hola buenas, buscando información sobre mi apellido encontré este documento que habla de un tal D. Francisco Claramon.- Capitán de Infantería de línea, y no comenta nada mas, yo tengo ese apellido soy de Badajoz, se que vino aqui por mi tatarabuelo que era de Mataró en Barcelona, Narciso Claramón , fijo que este sr. Francisco Claramón era familia, me gustaria saber algo mas si dispone de esa información se lo agradeceria o me dijese como podria hacerme de ella, puesto que se ve que este señor tiene que aparecer en documentos del ejército o en la historia de plasencia. Saludos y gracias anticipadas. Miguel Angel Claramón

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Desde hace cuatro décadas, personajes incansables rescatando el recuerdo de nuestras raíces culturales. Nuestro deseo es compartir esa experiencia, con el ánimo de continuar con la herencia de nuestros antepasados.