viernes, 7 de marzo de 2008

EL CRISTO DE LA CALLE DE BORREGO


De construcción modesta y modernamente restaurada es la capilla del Cristo de la calle Borrego, llamada vulgarmente la calle del Cristo, también llamado Cristo de los Afligidos, la imagen era de pequeñas proporciones, de talla fina policromada del siglo XVI, y dijo esto, pues la imagen fue robada el 9 de junio de 1999, posiblemente por intereses económicos
Esta situada su hornacina, en la pared de un jardín, que pertenecía al colegio de San José, fundado por D .Juan de Belvis, maestre escuela de la S.I. Catedral, un colegio de gramáticas agregado a la Universidad de Salamanca y que además fundo otro en Jaraiz de la Vera, y uno de sus alumnos fue Alonso de Acevedo,(1), autor del poema “ la Creación “,que es considerado como el mejor poema épico- religioso de la lengua castellana.
El edificio conserva un curioso escudo en la que hay una figura de un niño con un racimo de uvas y unas espigas. En Jaraiz parece existir un escudo similar.
En 1932, ya sufrió este pequeño Cristo un grave atentado. Una noche unos exaltados se dedicaron a apedrear las pequeñas capillas de la ciudad, se salvaron las imágenes pero el cristo sin mas protección que el cristal, cayo al suelo sin que milagrosamente sufriera daños, gracias a la intervención del ciudadano Epifanio Aceña Hernández, que recogió la imagen y entregada al cura de S. Pedro.
Dice la leyenda según nos la cuenta F. Mirón, que en la casa donde esta la actual hornacina, vivía un judío y este enemigo de los cristianos, llevado por el odio, cometió el sacrilegio de meter al Crucifijo en el agua de la colada; y es fama de que el Cristo gimió y tiño de sangre el liquido hirviente.
El judío al ver esto, se horrorizo de su obra, y coloco en la hornacina al Cristo, convirtiéndose después al cristianismo.
D. José Sendín nos cuenta otra versión, nos dice que al pasar por este lugar oían un tenue llanto que salía de una casa vecina, al que nadie daba importancia a excepción de su dueña,.En unos momentos equivocados, alguien tiro la imagen del Crucificado de la hornacina y una mujer los recogió los trozos para tirarlos a la basura. Al entrar en su casa oyó unos quejidos que salían del lugar donde lo había tirado. La imagen ceso de gemir cuando fue colocada de nuevo en la hornacina.

Fue una leyenda??



Servicio de divulgaci0n de la A.C.P. PEDRO DE TREJO.

No hay comentarios:

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Desde hace cuatro décadas, personajes incansables rescatando el recuerdo de nuestras raíces culturales. Nuestro deseo es compartir esa experiencia, con el ánimo de continuar con la herencia de nuestros antepasados.